× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Brasil, la aplanadora de soja
28.07.2020 | 06:59

Este año, Brasil exportará un volumen récord de soja 89 millones de toneladas de acuerdo al último informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda). De ese total , los embarques a China se ubican en un rango de 72 a 73,5 millones. En junio, las importaciones mensuales de soja al país asiático saltaron al máximo histórico, con un aumento del 71 por ciento con respecto a un año antes. En números , los chinos importaron durante junio 11,16 millones de toneladas en comparación con 6,51 millones importadas el mismo mes de 2019. Significó un aumento del 19 por ciento con respecto a las 9,38 millones de toneladas importadas en mayo.

La principal razón del fuerte aumento de las exportaciones de soja de Brasil y su contraparte el récord de importaciones de China tiene que ver con una serie de factores. En primer lugar, la mejora en el tipo de cambio real impulsó al farmer brasileño a vender casi toda su cosecha; en otro orden, además del menor precio de la soja brasileña en comparación con otros países exportadores y también los buenos márgenes de molienda de las aceiteras chinas.

La industria procesadora de soja china cerró varios contratos de venta de harina y de esta forma aseguró su margen de ganancia. No hay que olvidar tampoco que China anunció aranceles del 25 por ciento sobre la importación de una serie de productos estadounidenses que entraron en vigor desde el 6 de julio pasado.

Protagonismo

La soja es el principal producto de exportación de Brasil que en junio le reportó ingresos por 5.420 millones de dólares, 53,4 por ciento por encima del mismo mes del 2019. El mes pasado, los embarques de soja desde Brasil fueron 13,8 millones de toneladas, con un crecimiento de 60,8 por ciento interanual, impulsado especialmente por la gran demanda de China.

Las ventas récord de soja brasileña contrastan con la situación de una menor cosecha que la prevista en los estados del sur de Brasil, Río Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná. Si la demanda por soja brasileña sigue creciendo, debido a la guerra comercial con Estados Unidos, los procesadores locales tendría que importar 500.000 toneladas desde los Estados Unidos. Sin embargo hay un dato que no se debe soslayar, si las potenciales importaciones de soja de Brasil se produce en los puertos del litoral marítimo del sudeste, Santos y Paranagua, en ese caso la soja de Argentina puede llegar a competir con la oferta de soja americana proveniente del Golfo de México. Pues el flete marítimo de los puertos de up river a Santos-Paranagua es mucho mas barato que el flete marítimo desde el Golfo de México.

El Gobierno nacional debería tomar nota de este acontecimiento comercial, pues en el caso que Brasil importe soja de la Argentina, la industria aceitera brasileña podrá competir con nuestro país en las exportaciones de harina de soja y aceite de soja, en el mercado internacional. Y se privilegiaría la primarización de la exportación.

Lic Pablo Adreani

Agrovoz