× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Producción, el objetivo genético de San Jorge
13.10.2020 | 06:43

Un año particular para toda la región, pero, sobre todo, para aquellos que están trabajando en genética tratando de llevar a un animal a una condición productiva.

El trabajo de la cabaña San Jorge es destacado en la zona de Villarino Sur, ya que la idea es que el reproductor que salga de la cabaña vaya a trabajar y no sienta tanto el peso de salir de la preparación que tenga el animal para poder adaptarse a la condición de trabajo.

“Nuestra idea es no dar alimento balanceado para que el animal no sufra tanto la transición. Obviamente estamos en el limite de la preparación, pero creemos que es la condición ideal para que el animal cuando salga del establecimiento nuestro pueda ir a los distintos campos a trabajar sobre los rodeos de cría donde por lo general esos rodeos no están comiendo en los mejores campos sino en lugares marginales”, afirmó Sergio Urrutia, titular de la cabaña.

 

Trabajan con animales con un frame bien moderado

-Así es, trabajamos con un frame bien moderado y tradicional. Estamos convencidos por las condiciones donde tiene que ir a trabajar el toro que tiene que ser muy mantenido.

Ese animal tiene que ir a desempeñarse con la menor oferta forrajera y estar en las mejores condiciones. Entonces, sin dudas creemos, y estamos convencidos, que esas líneas nos dan respuestas a esos requerimientos.

A veces quizás nos sentimos tentados de cambiar de línea porque vemos algún animal superior en otras líneas, pero estamos convencidos que esas son las líneas que nos dan resultados.

 

En la cabaña nos encontramos con que las vacas o el novillo que no fue a toro están terminándose con 500 o 600 kilos para poder ir a frigorífico y de alguna manera expresar en ese volumen toda la genética que fueron invirtiendo.

-Exacto, animales jóvenes que se terminan jóvenes mayormente a pasto. El alimento balanceado solamente lo utilizamos en la terminación de animales que van a frigorífico logrando kilajes que no envidian a otras líneas de mayor tamaño.

Este tipo de hacienda gana los kilos en ancho y en eficiencia. Sin dudas, si uno hiciera los números finos sobre la capacidad de convertir pasto en carne, estamos convencidos que estas líneas sacan ventaja.  

En cría, recría o engorde uno de los mayores costos que tenemos es en la alimentación, entonces, cuando menos alimentación usemos el margen va a ser mucho más eficiente.

 

La base de madres que tienen también es la verdadera impronta que termina viéndose en el toro que uno se lleva

-Estamos logrando muy buenos porcentajes de preñez sobre los lotes marginales del campo. Obviamente le damos prioridad a la recría, la invernada y a los rodeos de terminación en la mejores praderas y pasturas.

Quizás, el rodeo de madres siempre se castiga, pero estamos en un promedio de preñez de alrededor del 90% y en vaquillonas de primer servicio estamos bastante por encima de ese promedio.

La alimentación es un factor clave, en tal sentido vemos que esa vaca con una alimentación de mediana para abajo mantiene los porcentajes de preñez.

 

Mas allá que este es un establecimiento donde se cría y se hace genética, ustedes son productores de pasto, esto es un poco el secreto de esta zona.

-Sí, manejando la producción de pasto después podemos convertirlo en carne, en leche o en reserva.

Sin dudas, uno se tiene que especializar en pasto, después hay que saberlo comer. Entonces, también es un desafío que tenemos los ganaderos. Uno no termina de aprenderlo nunca y todos los días es un desafío darle una vuelta más a lo que hacemos diariamente.

Infosudoeste