× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Maíz, eficiencia de uso de nutrientes
29.04.2021 | 08:00

(*) Por Ing. Aníbal Cerrudo

El mejoramiento con el que contamos hoy tuvo un gran efecto en el uso de la eficiencia del agua, pero cuando uno analiza qué pasó con la eficiencia de uso de los nutrientes, particularmente del nitrógeno, vemos que el ingrediente no es tan alto.

Sí, aumentó en cierta medida, hay dilución del nitrógeno en grano. O sea, en una pequeña proporción hay un incremento en los kilos de granos que obtenemos por kilo de nitrógeno que el cultivo absorbe o utiliza. Pero, comparando con el incremento en el uso de la eficiencia de agua, es mínimo.

Por lo tanto, en estos ambientes surge otra pregunta que estamos empezando a resolver o a tratar de responder que es: Con esta cantidad milímetros puedo producir el doble de grano, ahora ¿estamos nutriendo a los cultivos con la cantidad de nitrógeno necesario para que se maximice la eficiencia en el uso de agua?

En muchos de estos ambientes es impensado fertilizar porque tradicionalmente nunca se fertilizó porque era más bien una agricultura más errática. O sea, era un sistema donde se hacia por las dudas.

Estabilizado el cultivo y viendo que realmente hacemos un uso más eficiente del agua, ¿no es momento de preguntarse si los niveles de los nutrientes son los adecuados para maximizar esa eficiencia?

Creemos que en muchos ambientes habría respuestas positivas para fertilizar en función de la demanda. Quizás no sea una fertilización igual a la del sudoeste o a la de zona núcleo, pero tal vez estamos relegando rendimientos que podríamos obtener con la escasa agua que tenemos por no estar nutriendo los cultivos. Entonces, al final bajamos la eficiencia del uso de agua.

Este año tenemos ensayos con fertilización nitrogenada en maíz en el sudoeste. Hoy mencionamos a la fecha de siembra como una de las herramientas más poderosas para estabilizar el rendimiento. Ahora, surge que no todos los ambientes son restrictivos o tienen el mismo nivel de restricción en el sudoeste.

Hoy día los productores están preguntando si con alguna de las tecnologías que estamos usando (tolerancia a stress, manejo de densidad) no podríamos explorar siembras tempranas de maíz buscando anticipar la cosecha, tener grano disponible más temprano, explorar otros mercados y bajar el impacto de secado.

Asique también están comenzando a realizarse experimentos con fecha de siembra temprana bajando la densidad utilizando ciclos más cortos, tratando de ver siempre qué pasa con la tolerancia a stress de los híbridos.

Entonces, a partir del año que viene los productores van a empezar a tener resultados que tienen que ver con esto. Es decir, podrán explorar este nicho que tal vez no es general de fecha de siembra temprana.

En relación con la fecha de siembra está el maíz de segunda. Estamos apostando en generar conocimientos en todo el sur de Buenos Aires. Los cultivos de invierno son los cultivos por excelencia de regiones restrictivas porque son cultivos que ubican el período crítico en el momento de baja demanda atmosférica. Entonces, son cultivos bastante estables.

El problema primero es que el monocultivo de cereal de invierno es el que nos llevó a problemas de Ryegrass tolerante al glifosato.

Una de las funciones del cultivo de grano es el control de malezas, pero por otro lado, un cultivo de invierno explora un corto período de tiempo y explora pocos de los recursos que ofrece el ambiente y no puede usar toda el agua que recibe este ambiente, siendo que es el factor más limitante.

Entonces, ahí tenemos al cultivo de segunda como un cultivo que permite intensificar los sistemas y el uso de los recursos. Transformas más milímetros de agua disponible en biomasa, en rendimiento.

Ahí surge la soja de segunda, donde hay experiencias en la zona con resultados bastante erráticos y tenemos al cultivo de maíz de segunda que complementaría muy bien al cultivo de soja.

Esos son los motivos que están traccionando la idea de tratar de ver qué es lo que está limitando la estabilidad en el rendimiento del maíz de segunda en la región.

En función de estudios que venimos realizando en el INTA Balcarce, estamos viendo que adecuar el ciclo al ambiente del sur de Buenos Aires es central. En la zona núcleo el maíz de segunda se realiza con ciclos templados. O sea, el ciclo templado es el que optimiza el uso de recursos en el maíz de segunda.

En nuestra región la estación del crecimiento es más corta para el maíz. Primero, acumulamos menos temperatura por día, por lo tanto, las etapas en el cultivo se alargan. Después, la helada llega antes, entonces acá creemos que va a ser central readecuar el ciclo al maíz de segunda.

Lo que es central en estos ambientes es subir el piso, estabilizar. Creo que los productores están generando información muy valiosa que pronto va a estar disponible.

(*) En el marco de Un Productor en Acción de Aapresid - Hogar Funke

Infosudoeste