× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
La importancia de la implantación
30.04.2021 | 08:02

Más allá de las buenas lluvias que se están dando en toda la zona, se presenta una buena expectativa para la campaña de fina en todo el sudoeste y parte del sudeste bonaerense.

Lógicamente, pensando en la siembra, los técnicos ponen más énfasis en el hecho de lograr una buena implantación, y para eso lo primero que uno tiene que tener es una semilla en condiciones.

Muchas veces se toma a la ligera, pero tener una semilla curada ha demostrado, por ejemplo, en cebada, su enorme importancia para las enfermedades que han aparecido en las últimas campañas, como fue el carbón.

“Se está viendo mucho que quizás no se le presta la atención suficiente al tratamiento. Podemos poner productos de punta, pero todo el producto tiene un cuello de botella que es la aplicación”, explicó Tomás Rodríguez Eizaguirre, representante técnico de la firma Syngenta en nuestra región.

 

La principal enfermedad que tenemos que controlar, y por la cual nacieron los curasemillas, es el carbón.

-Hay un poco de todo en productos, pero el principal problema es la calidad de la aplicación. Esto es fundamental.

Nosotros venimos trabajando con malterías y ellos prestan atención a la aplicación de un correcto tratamiento.

 

Nosotros con una semilla curada estamos adelantándonos a los primeros tratamientos que quizás tengamos que hacer una vez que el cultivo esté crecido.

-Seguro, lo más importante es tratar la semilla con buenos productos para buscar desde cero y no arrancar menos diez con la enfermedad.

Si arrancamos con un inoculo inicial alto, rápidamente vamos a tener un problema. Hoy por suerte para la zona los valores, tanto de trigo como de cebad, acompañan. Esta zona es para ir a gramíneas y si no vamos a rotarlo mucho con otros cultivos, tenemos que arrancar con la semilla bien limpia y con buenos productos.

 

En el tema de resistencias todas las empresas van buscando, abriendo caminos y Syngenta en ese sentido siempre ha estado a la cabeza.  

-Tenemos una paleta muy amplia. Hoy nuestro producto de punta que estamos recomendando es el Vibrance, el cual tiene tres principios activos distintos.

Uno de esos puntos es la carboxamida que nos ayuda en el control de enfermedades de suelo o en complementar la resistencia que se está dando a carbón.

Después, lo complementamos con un insecticida básicamente apuntando a los insectos de suelo como el Gusano Blanco o el Pulgón.

También estamos metiéndonos en el mercado biológico, quizás esto es más trigo y no tanto en cebada, con Rizoderma que es un fungicida biológico selectivo formulado en base al hongo antagonista Trichoderma harzianum Th2. Sus unidades infectivas inactivan, inhiben y mico parasitan patógenos causantes de enfermedades en los cultivos.

Son productos de punta. Lo importante es que estamos probando todo el tiempo.

 

Siempre se habla sobre la importancia en el manejo y el asesoramiento en el monitoreo de los lotes. También aquí es importante ver cuál es antecesor para saber de qué venimos y cuál es nuestra historia para la hora de la implementación.

-Seguramente, la recomendación siempre es hablar con el ingeniero que nos asesora, llevar las semillas al laboratorio, ver qué enfermedades tenemos y cómo están esas semillas. Después, monitorear los lotes.

No solo en el análisis semillas se expresan todas las enfermedades que podemos llegar a tener, por eso la idea es hacer algo integrado e ir estudiando todo el caso.

 

¿Qué expectativa hay para esta campaña?

-Veo muy buenas expectativas. Quizás el panorama político y económico no nos deja ver bien la realidad. Los precios son excelentes.

Un poco lo que se está escuchando en la calle es que el número de cebada está dando espectacular y parece que se van a inclinar más por la cebada que por el trigo.

La fina en nuestro barrio no va a haber con qué darle por la seguridad que nos da. Es lo que sabemos hacer y por suerte esta zona dio expectativas bastante buenas por ese lado.

Infosudoeste