× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Dinosaurios, fuera
01.05.2021 | 10:16

Lo ocurrido en la semana del mercado de Liniers, marca a las claras de que las cosas ya no son como eran. Las amenazas que primieron existieron, que después no, que después operó el operador, pero resulta que se retiró pero otro compro a su nombre, dejan a la vista de que ya no es tan sencillo la realización de viejos métodos que ya no solo producen daño, sino que solamente provocan malestar, disturbios y lo de siempre, más inestabilidad en los precios que es lo último que se necesita.

Por eso, la ridícula cifra que supuestamente dejó afuera a Coto, con aquel lote de 198$, queda en alguna foto sepia, si vemos que el mercado tuvo en la semana algún máximo de 216$ para un lote bueno de vaquillonas de consumo. Lo mismo ocurrió el viernes donde los techos fueron también de 210$-213$ tanto en vaquillonas especiales como en novillitos de consumo. En ambas categorías, los promedios, rondaron los supuestos máximos prohibidos, con 196$ para las dos categorías. Las categorías más pesadas rondaron los 186$ mientras que las vacas promediaron los 130$ con máximos para vacas nuevas, que se parecieron mucho a valores de vaquillonas.

Mientras tanto el mercado de invernada sigue su curso sin alteraciones, donde todos los terneros hoy están muy bien posicionados sobre los 220$, ya no cediendo para abajo, mientras que toda la ternera supera los 200$ y es muy común que cualquier lote liviano alcance los 230$ y los máximos corrientes de 250$, algo que sigue mostrando una total independencia de los valores, tras la salida masiva de invernada en todo el ancho del territorio nacional. Hoy nada detiene los valores, no se alteran ni por lluvias, ni por ofertas, ni por amenazas, ni por nada, la invernada decididamente se convirtió en un valor de cambio válido, a la ver, reforzado por la venta de lotes mixtos, machos y hembras, con valores que en conjunto se promedian en 210$.

Sigue errático mientras tanto lo que tiene que ver con el valor del vientre, que todavía no encuentra un mercado firme y válido, sobre todo sin el empuje de plazos que permitan acercarse a una categoría que sin dudas es la de “valor de resguardo”, pero que en muy pocas ocasiones hemos visto que pueda tomar un valor que haga justicia, a lo que hoy puede pagarse por su par “al kilo”. Prontamente comenzará a verse la salida de remates de genética y alguna exposición que aún persista en pie pandémico, y allí veremos hasta donde puede estirarse un supuesto valor dólar, que estas categorías deberían conservar.

Lo cierto es que la amenaza de la semana solo expuso un sector ideológicamente “dinosáurico”, que debe imperiosamente quedar atrás en la Argentina. Un país que necesita insertarse en el primer mundo, pero con funcionarios de cerebro de primer mundo y no atrapados en el tiempo de autoritarismo, controles y sin sentido. Ojalá, desaparezcan, por el bien de todos.

Carlos Bodanza

Para Nuestra Tierra – Radio Colonia y Campo Total web