× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Insumos y financiación, un rompecabezas
27.07.2021 | 07:35

Para adquirir los insumos necesarios para implantar los granos gruesos, los agricultores pueden recurrir a las tarjetas bancarias, al crédito de distribuidores y terminales, y al descuento de cheques con el aval de una sociedad de garantía recíproca.

Al analizar la situación coyuntural del mercado, Martín Nava, especialista en financiamiento de la consultora AZ-Group, indicó que “la tasa de devaluación del peso que registra actualmente el Rofex pasó de 42% a 52% anual para marzo de 2022”.

Por lo tanto, los créditos que se puedan conseguir con una tasa de interés menor a ese valor serán beneficiosos para el resultado de la agricultura, siempre y cuando se aseguren el precio del grano y el tipo de cambio futuro en el Rofex. Según su opinión, en la actualidad, las herramientas que mejor cumplen estas condiciones son las tarjetas agropecuarias y los préstamos con el aval de una sociedad de garantía recíproca.

Herramientas disponibles

“La banca oficial -Banco Nación y Banco Provincia de Buenos Aires, con Agro Nación y Procampo- dan la posibilidad de comprar semillas y agroquímicos con pago a 180, 270 o 360 días, con tasas que van desde el 18 hasta el 30% anual”, dijo Nava. Otras instituciones oficiales, como el Banco de Entre Ríos y el BanCor, ofrecen préstamos con condiciones parecidas.

En la banca privada, la tarjeta Galicia Rural ofrece tasas del 33% para créditos hasta febrero de 2022 y del 34,5% para préstamos hasta junio del mismo año. Agro Cabal, Frances Agro y Santander Agro ofrecen plazos de 180-270 días con tasas del 39% como promedio.

Para la compra de fertilizantes, un insumo que había que pagar al contado en el pasado, están apareciendo plazos y tasas convenientes con Procampo y Agro Nación.

Otra herramienta para obtener capital de trabajo y para comprar fertilizantes es el descuento de cheques con el aval de sociedades de garantía recíproca. “En la actualidad permiten acceder a préstamos de hasta 360 días, con una tasa de 38,9% anual en promedio”, apuntó Nava.

“La financiación comercial puede concretarse con cheques posdatados en pesos al 3,3-3,4% mensual hasta la cosecha”, afirmó Enrique Bayá Casal, titular de la agronomía homónima. El comercio de insumos también ofrece financiación en dólares, con una tasa del 0,8% mensual, menor a la de años anteriores.

Por otro lado, según dijo el experto para los gastos de la campaña de trigo 2021/22 comprometidos en dólares conviene tener en cuenta que el tipo de cambio oficial viene devaluándose a una tasa del 1% mensual. Por lo tanto, no habría apuro en cancelar esos compromisos, si se puede aprovechar una tasa de interés del plazo fijo del 3,08% mensual, con escasas posibilidades de cambio de estas tendencias hasta las elecciones.

Financiamiento para inversiones

En tanto, continúa disponible la línea Convenio del Banco Nación con fabricantes de maquinaria para la compra de tractores y aperos con 48 meses de plazo y una tasa de 23% anual. Por su parte, el Banco Provincia ofrece préstamos hasta cinco años, con una tasa del 22% anual para bienes de capital. La banca privada también mantiene convenios para la adquisición de maquinaria agrícola con plazos de hasta 48 meses y tasas de interés negativas, señaló Nava.

Descartada la posibilidad de acceder a préstamos bancarios para capital de trabajo con tasas subsidiadas si se conserva soja o trigo, las tarjetas agropecuarias configuran una alternativa muy práctica para adquirir los insumos necesarios para implantar maíz, girasol o soja.

Quienes no operen con estos instrumentos, pueden recurrir a la financiación comercial en pesos o en dólares, y a los préstamos con aval de sociedades de garantía recíproca que operan en la Bolsa, de acuerdo a las tasas que ofrece cada alternativa en el momento de concretar la operación de compra, precisó Nava

La Nación