× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Están en marcha los JJ.OO.
01.08.2021 | 09:50

Empezaron los Juegos Olímpicos. Sí, seguramente ustedes me estarán diciendo: “Chocolate por la noticia” y pensarán que soy un periodista desinformado. Para los que pensaron socarronamente, les diré que los Juegos Olímpicos se están realizando en Japón. Sin embargo, hoy les voy a hablar de los Juegos Olímpicos paralelos que se están desarrollando en nuestro querido país. En primer lugar, bueno es señalar que a diferencia de nosotros, los espectadores, ellos ya tienen las dos vacunas.

Mientras nos aferramos al televisor, leemos en los diarios y escuchamos en la radio las noticias del desempeño de nuestros atletas que nos vienen de las antípodas, es decir, del Extremo Oriente, ignoramos que acá, en nuestro suelo patrio, un gran grupo de atletas políticos comenzaron a desplegar sus habilidades en diversas disciplinas, cuyo premio final serán varias bancas en las “Honorables” Cámaras de Diputados y de Senadores.

De los 35 deportes que se disputan en Japón, incluidos algunos nuevos, no todos están en condiciones de ser tomados por nuestros candidatos, especialmente aquellos que desean seguir calentando sillas, por estar fuera de estado físico. Como son políticos, le echan la culpa a la pandemia que no los dejó entrenar suficientemente y porque no tuvieron a su alcance los fondos necesarios como para hacer una dieta equilibrada y pagar a un buen entrenador.

Los más experimentados están anotados en Atletismo, porque quieren ganar la maratón y la carrera de 100 metros, una vez vueltos a ser ungidos por el voto popular, para agarrar el mejor despacho en el Congreso. No para trabajar, sino para ostentar un lugar enorme digno de un “representante” del pueblo.

En la previa a las elecciones, tanto los oficialistas como la oposición, ya están compitiendo en las disciplinas de Kárate, Taekwondo, Boxeo, Esgrima, Judo, Tiro, Tiro con arco y Lucha, para derribar a todo el que se le quiera arrimar en las PASO. El reglamento argentino -lejos del de los Juegos Olímpicos reales- permite el “vale todo”.

Otros, están compitiendo en la disciplina de Salto. Acá el mejor desempeño es el de los que toda la vida han vivido de la política y nunca han aceptado, ni por asomo, acercarse a un empleo en la actividad privada. El salto les ha dado experiencia para esta del lado del partido ganador. Estos mismos atletas políticos son muy hábiles y por eso les va muy bien en una disciplina recientemente incorporada en Japón: el Surf. ¡No saben cómo cabalgan sobre la ola de los movimientos sociales, de las puteadas del pueblo y de los vaivenes políticos!!!

Los aspirantes a políticos que se han empezado a sumar, no les queda otra que el Remo y el Triatlón, es decir, 1,5 kilómetros de natación, 40 kilómetros de ciclismo y 10 kilómetros de carrera. En tales afanes se la están viendo peliaguda, porque están a los costados aquellos que no los quieren de rivales en las elecciones de medio tiempo y mucho menos si han dicho que aspiran a algo más que ser un simple legislador o concejal.

En Gimnasia Rítmica hay muy pocos anotados. La gran deserción se da en los kirchneristas, porque no les va bien eso de estar acompasados y al ritmo de la Constitución Nacional y de las leyes. Eso sí, en muchos deportes grupales no quieren participar porque dicen que algunos hasta se afanan la pelota.

En fin, Japón queda lejos y es incómodo seguir en vivo los Juegos Olímpicos por la enorme diferencia horaria que tenemos. En cambio, lo mejor de los Juegos Olímpicos criollos es más divertido: se pueden seguir sin problema y en horario local; todos los jugadores son muy abiertos y no les calienta que piensa el pueblo; si bien existen reglamentos, a nadie les importa un bledo; son simpáticos, firman autógrafo y se sacan selfies con quien se les acerque mientras dure la competencia; y muchos saben que cuando lleguen a la meta final los espera una suculenta dieta, un amplio despacho y muchos asesores que los adularán. ¿Su público? ¿El pueblo? Que siga participando…

José Luis Ibaldi

Para Mañanas de Campo