× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
El Sorgo, un jugador de toda la cancha?
22.11.2022 | 15:12

(*) Hay varios tipos de sorgos. Muchas veces se compra el cultivo por precio y luego se lo quiere utilizar en distintas etapas del año. Por eso es importante conocer los distintos tipos.

Las diferencias son muy marcadas, por ejemplo, nosotros en la paleta de sorgos que tenemos en la empresa  (Guasch - www.guasch.com.ar ) dentro de los forrajeros tenemos un Sudán que quizás es el más económico, pero tiene su posición dentro del campo y es para un aprovechamiento si se quiere temprano o directo.

El nuestro se llama Auster, es un sorgo tipo Sudán de crecimiento inicial muy rápido, un excelente rebrote y un porte alto. Este tipo de sorgo genera mucha materia verde, pero nada de grano porque esa no es su función. Nosotros buscamos con este tipo de cultivo un pastoreo temprano y que tenga rebrote. Luego, tendríamos que pasarnos a otro forrajero que podría ser un fotosensitivo, ya que son sorgos de ciclos muy largos que nos sirven para mantener la calidad durante más tiempo.

Los fotosensitivos también son de alto rebrote, con muy buenas calidades y producciones de materia seca.

Esto es muy importante a la hora de planificar la siembra y dónde lo vamos a hacer. Es decir, por dónde vamos a empezar a comer con respecto a la aguada porque después se simplifica mucho el manejo en el día a día en el campo.

Una vez finalizado el verano, y ya pensando en el otoño, empiezan a jugar los llamados doble propósito, son sorgos azucarados, un mix entre un forrajero y un granífero. Son de porte más bajo, no tienen tanto rebrote, pero si producen panoja y algo de grano.

Entonces, este sería como el "enganche" para seguir con la cadena y el aprovechamiento de los sorgos porque nos puede dar forraje de muy buena calidad. Y si seguimos proyectando y programando podemos hasta hacer un sorgo granífero para dejar diferido.

Nosotros dentro de los sorgos graníferos tenemos dos tipos; uno con taninos y otro sin.

Lo interesante es saber la cantidad de variedades de sorgos que tenemos que se pueden aprovechar, cada uno en su lugar, desde enero hasta entrada la primavera. Obviamente, hay que poner a los jugadores en su justo lugar, sobre todo teniendo en cuenta las cantidades que vamos a hacer de cada uno, dependiendo de los requerimientos de cada productor.

Lo bueno y lo importante es que existen distintos tipos, solo hay que conocerlos un poco.

Obviamente también están los BMR que son los sorgos conocidos como nervadura marrón que se caracterizan por la presencia de una mutación que disminuye notablemente el contenido de lignina, mejorando la digestibilidad de la fibra resultante. Si se utilizan, tenemos que aprovecharlos muy bien.

En nuestra zona el arranque de la siembra es bueno por las condiciones de humedad. El consejo es entrar o elegir lotes limpios, más que nada de sin presencia de gramíneas porque después las opciones que tenemos son escasas. Además, siempre tratar de hacer barbecho y una profundidad de siembra de 5 centímetros.

Creo que por la fecha en la que nos encontramos y por las condiciones ya se puede salir a sembrar.  

Sobre la repuesta del sorgo hacía la fertilización, el cultivo tiene la capacidad de radicular mucho suelo, entonces la respuesta a fosforo, si bien existe, es menor. Con respecto a nitrógeno, especialmente los que van para diferido, si dudas tiene respuesta lo que pasa es que estamos hablando de una urea que no ha bajado de precio. Además, en general en el verano es preferible usar otras fuentes.

Respuesta tiene, pero también no es que no se puede hacer sin fertilizar en planteos como este año cuando la cosa está bastante complicada. Obviamente que para eso tiene que haber agua.

Ante un panorama como el actual, lo ataría a un análisis de suelo previo y conociendo los requerimientos del cultivo. Sería medio cuidadoso, más que nada por la característica de la raíz de explorar.

Por Ing Santiago Arditti (Semillero Guasch) - Ing Gustavo Almassio (Asesor privado)

Para Infosudoeste