× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
El mercado, en medio de sensaciones
30.03.2024 | 08:05

En estos días en el mercado ganadero se viven más sensaciones en materia de negocios que “mercado” en sí, ya que hace por lo menos dos semanas, sumados a la que finalizó y “enancada” a la que comienza, han sido y serán días donde la normalidad o un promedio de valores, no es posible tomarlos como referencia, o por lo menos hasta que la continuidad de los negocios marquen una tendencia.

Lo vinimos marcando primero con el clima, donde ni Cañuelas ni los remates feria, lograron hacer pie en los últimos 15 días, plagado de remates suspendidos, con ingresos que pasaban de 4 mil a 12 mil de un día para otro, y volvían a caer a 2-3 mil ingresos, generando así como la semana finalizada unos 17.349 vacunos, con distintas necesidades, con calidades muy intermitentes, con negocios donde cada frigorífico fue administrando sus compras, sabedores de que vendrían muchos días por delante sin faena, o con una faena que quedaría “estancada” en cámaras por imposibilidad de comercialización.

Claro, la calle no da respuestas, o sí, algunas inéditas, como seguir encontrando ofertas que muestran la carne al mostrador en retroceso, en esta Argentina donde gran parte del comercio, no entiende, no se resigna y va a vender muy cara su “derrota” en rentabilidades, donde nadie quiere bajar, donde los costos siguen en ascenso y donde el consumidor después de 20 años comenzó a entender que ya es adulto y que su “papa” estado, no puede pasarse la vida diciéndole que puede o no puede comprar, para eso esta el bolsillo a la altura de cada uno.

Poco por decir de las haciendas de consumo, estancadas, sin variaciones y solo la vaca con altibajos (más bajos que altos), es el termómetro de un mercado que tiene a frigoríficos exportadores (siempre hablando de China en este caso) especulando mucho con lo que pagan, sin demasiado reparto de sus ganancias y con una vaca que va a en franca salida tanto por tactos como por miedo al invierno que se avecina.

La invernada vive su propia primavera: con un valor histórico en dólares (promedio 2,20 Us), no para de pasar sus propios máximos, donde gracias a las lluvias, lo que podría haber sido una sobreoferta masiva, fue convirtiéndose poco a poco en una zafra administrada, salvo en lugares donde la sequía, ha condenado a todos a la venta masiva y a quiebres absolutos de campos que no van a pasar el invierno y la palabra “liquidación” ya es algo corriente. Claro, apareció el factor fundamental del negocio de feedlot o invernadores, el plazo. Primero fueron algunos lotes de 30 y 60, hubo de 30, 60 y 90 y hubo de 60 días, todos factores para que el negocio, comenzara a romper sus topes, con tasas e inflación en franco retroceso, dejando por ejemplo al desnudo, que quienes hace casi un mes atrás compraron con supuestas tasas especiales en Expoagro, hoy tengan ese negocio en dudas a la hora de ver los números que iban a ganar.

Es un negocio fluctuante, cambiante y más lleno de sensaciones que de valores, lo dijimos al comienzo y por eso respetamos la palabra: hoy la hacienda vale lo que cada uno este dispuesto a arriesgar, especular, negociar o liquidar. Solo hay referencias pero el verdadero valor, lo pone quien compra y punto, ni siquiera el mercado manda por estos días.

Hace 7 días hablábamos del “paso” que significan las Pascuas y sus feriados extra large, hoy estamos en medio de dicho proceso, para hablar del mercado, hay que esperar por lo menos, 7 días más.

Carlos Bodanza

Para “Aire de Campo” Radio Perfil

Infosudoeste