× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Fin de la historia: se acabó el volúmen de equilibrio
13.05.2024 | 19:33

En un guiño al sector rural, el gobierno de Javier Milei derogó una resolución de fines de 2021 que le ponía un techo a las exportaciones de trigo, maíz, girasol y sus derivados como el aceite.

La decisión se adoptó mediante otra resolución, la 302 del Ministerio de Economía, publicada el viernes en el Boletín Oficial.

El esquema, que el ministro de Economía, Caputo deja sin efecto, había sido implementado cuando Agricultura era Ministerio y estaba a cargo de Julián Domínguez.

Establecía que las declaraciones de venta al exterior (DJVE) no podrán superar los “volúmenes de equilibrio” de trigo-pan y el maíz, que establecía la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios a fin de satisfacer la demanda interna.

Un cupo a las ventas al exterior

En la práctica volvía a imponer un cupo máximo para las ventas al exterior para ambos granos, a fin separar los precios del mercado local de los del exterior.

En el sector se cuestionó de manera reiterada esa práctica, al considerar que distorsionaba los precios. Los “cupos o cuotas” ya se habían utilizado en los gobiernos de Cristina Kirchner y derogados por la gestión de Mauricio Macri.

El fin de ese mecanismo se justificó que resulta “indispensable alinear las políticas de regulación de las actividades vinculadas a la agricultura, la ganadería y la pesca, procediendo a una verdadera desburocratización y simplificación de los procesos en relación con el Estado, productores, exportadores e importadores”, se sostiene en los considerados de la norma.

También se abundó con que “se advierte la existencia de normas vinculadas con regímenes de control, operatividad, distribución, programas y/o de requerimientos de información o de cumplimiento de distintas obligaciones que, con base en el estado actual de nuestra economía en general, han apartado a la autoridad de aplicación de tales regímenes de la celeridad que la función pública debe practicar, lo que en la actualidad se pondera”.

Desde la consultora Outlier consideraron a la decisión de Caputo como “una medida positiva, que suma transparencia y contribuye a corregir distorsiones de precios relativos, intentando devolver dinamismo a uno de los sectores transables más significativos a nivel local”.

“Las cuotas de exportación son instrumentos de política económica que buscan disociar los precios locales de los precios externos, generando esquemas de transferencias cruzadas. En este caso, en detrimento de los productores primarios y en beneficio de la industria procesadora y los consumidores locales”, resaltaron.

Fuente: TN Campo