× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
El cuidado del suelo, la raíz de todo
08.07.2024 | 17:17

Se llevó a cabo una nueva edición del tradicional “Encierre Funke” organizado por la Regional Bahía Blanca “Ricardo Ochoa” de Aapresid, que tuvo dentro del menú charlas de cultivos, estrategias de manejo, mercados y finanzas, y contó con el apoyo de la Asociación Rural de Tornquist. La excusa perfecta entonces para conversar con el ingeniero Christian Kleine, histórico administrador del campo de la Fundación Funke, y una usina de experiencias productivas.

Como en cada actividad que organiza la Regional de Aapresid, al margen de los temas puntuales que se tocan, siempre hay una visión de sistema. Por eso, el ingeniero aprovechó para recordar con números y datos los beneficios que la siembra directa y una administración equilibrada impactan en los números de los establecimientos. Y ese fue el camino que recorrió en una charla con Mañanas de Campo, que tuvo el aporte además del ingeniero Gustavo Almassio.

“La clave está en cuidar las bases: el suelo y las raíces”, indicó como premisa básica y fundamental Kleine. Para arrancar nomás, revisó en su intacta memoria datos que arrojaron muestras de humedad de hace más de una década para graficar la importancia de no remover el suelo.

“En 2010, saliendo de la sequía histórica, tomé una muestra en profundidad hasta dos metros. Y en el ensayo que tiene convencional de toda la vida daba 50 milímetros, mientras que en el de siembra directa había 168 milímetros. Eso te da una idea de lo que significa no tocar el suelo”, dijo.

“Nosotros siempre hacemos hincapié en eso. Estamos hablando del tema almacenaje de agua, ni hablar de lo que significa para evitar las voladuras de campo”, agregó.

La raíz de todo

Con tono pausado, pero destilando pasión, destacó a la raíz: “Es la clave, ahí arranca la cuestión. Después de la raíz viene todo, y hablo de los microorganismos del suelo, cómo se va acumulando fertilidad, materia orgánica, y eso le da estabilidad al sistema”. Justamente el ingeniero Marcelo Arriola, Director del Sistema Chacras de Aapresid, fue uno de los disertantes del “Encierre” y se refirió a la “Microbiología del suelo”.

El ingeniero Gustavo Maddonni fue otro de los disertantes y quien abordó “Elección de la estructura del cultivo de maíz según el ambiente”, y sobre ese tema en Funke hay información más que valiosa. “Nosotros acá sembrábamos 60.000 plantas y ahora sembramos 30.000; tanto en maíz como en girasol. En maíz obtuvimos un aumento del 350% del margen bruto, por haber incrementado el rinde promedio de 2.500 a 4.200 kilos por hectárea. En girasol mejoramos el margen bruto un 330%, por haber subido los rendimientos de 1.400 a 1.800 kilos”, repasó Kleine.

“Eso lo logramos con costo cero, solamente por haber bajado la densidad”, aseguró.

Pero también hay un impacto muy positivo en un cambio de manejo en ganadería que trajo en el campo de la Fundación Funke notables beneficios productivos y económicos. “Acá la hacienda tiene un rol sí o sí, porque con la sierra no nos queda otra que tener la vaca de cría como fábrica. Cuando bajamos y hacemos la producción de carne, tenemos algunas pasturas, que nos son muy buenas, que duran cuatro o cinco años. Y en ganadería pasó exactamente lo mismo que con los cultivos de gruesa: bajamos la cantidad de vacas en un 40% y aumentamos el margen bruto 160%”, explicó.

“Y ya no estamos asustados por esos esos momentos de locura de tener una suplementación, que te llevan los gastos por la nubes cuando vienen los años malos”, completó.

En el campo de la Fundación tienen detallada la gestión de los últimos 28 años y el contraste entre la etapa tradicional y la otra hecha con baja densidad en los cultivos y menor carga por hectárea es notable. “En la segunda mitad, en los últimos 14 años aumentamos un 100% el margen bruto total, de ganadería y agricultura, con respecto a los otros 14 años anteriores. Porque ahí porfiábamos con las 60.000 plantas y con que se tenía que hacer ganadería en cantidad, y si había problemas se le daba suplementación”, indicó.

La lección seca

Claro que Christian recuerda muy bien cuál fue el motivo del quiebre. “La sequía entre 2008 y 2010 nos pegó fuertísimo en el bolsillo y nos hizo aprender la lección. Y decidimos bajar densidades y carga y también los decibeles y vivir más tranquilos”.

Otro de los cambios relevantes de la última década estuvo dado por la incorporación de los cultivos de servicio en el sistema mixto aplicado en el campo ubicado en la zona serrana del sudoeste bonaerense. En Hogar Funke el cultivo de servicio podría decirse que es doble propósito.

“Nosotros aprovechamos todas las ventajas que nos da. Es como que la vicia la sembramos dos veces. Una en marzo, pensada como cultivo de servicio, que si viene bien el tema del agua, lo ‘matamos’ en agosto para que deje de tomar agua y ahí le sembramos una gruesa; y si viene mal el año, lo usamos para comida, y después se siembra en julio/agosto la vicia para cosecha, para tener semilla propia”, detalló.

“Y gracias a esa vicia, al año siguiente tenés un campo con mucha más fertilidad y no necesitás echarle fertilizante”, agregó.

En cada rincón de la charla, el ingeniero siempre buscó dejar su mensaje: la importancia del suelo, las raíces, el cuidado del agua, la siembra directa, la mirada del sistema. Pero también de lo clave que es pensar, “abrir la cabeza”.

Eso es lo que tratamos siempre cuando organizamos una jornada, y también es la gran fortaleza de nuestra Regional, que está compuesta por productores de zonas que son muy distintas, entonces cada vez que nos juntamos nos hace pensar de otra forma”, analizó.

“Si tuviéramos todos la misma manera de producir, los mismos campos, estaríamos hablando siempre de lo mismo. Pero acá cada uno viene con nuevas ideas y uno por ahí piensa si las puede implementar o no. Cada uno contribuye con los ensayos que hace y va juntando datos. Y eso es lo básico, juntar conocimiento y después distribuirlo, porque lo que queremos nosotros es compartir todo lo que conocemos”.

Y de eso se trató también la nueva edición del “Encierre Funke”. Un encierre pensado para abrirse a nuevos conocimientos.

Infosudoeste