× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
En soja y maíz, Syngenta pone las malezas bajo la lupa
03.07.2018 | 20:02

Justamente en la zona SE, Tandil más precisamente, la firma concentró parte de los técnicos, asesores y distribuidores, para abordar las principales malezas particularmente en los cultivos de maíz y soja, pero con una visión integral que en definitiva, involucra a todos los cultivos en el seguimiento agronómico.

Los números no mienten

El Ing Gastón Guevara del área de marketing abordó en números el mercado de herbicidas y cómo los mismos marcan la problemática del Amaranthus (yuyo colorado). “Desde el 2010 al 2017 el mercado de uso de herbicidas pasó de un 57% a un 73%, principalmente por la resistencia a los productos”. A pesar de que Glifosato sigue siendo uno de los activos más importantes, hoy los herbicidas selectivos han incrementado su utilización.  “A la vez aumentó el uso de productos en maíz y cereales”, repasó Guevara desnudando la problemática. Syngenta lidera el mercado de herbicidas selectivos con un 15%.

En el caso puntual de Amaranthus resistente, a partir de la campaña 11-12 fue incrementándose, hasta abarcar gran parte de las localidades destinadas al uso agrícola. “Particularmente en soja, en 2016 el 49% de la superficie destinada al cultivo, tiene resistencia a Amaranthus. Al finalizar la campaña hay un 62% de plantas de Amaranthus a cosecha, lo que hace tan complejo su control”, asegura.  Entre los productores encuestados el 59% realiza el tratamiento en el barbecho.

Lógicamente, mandan los costos, por eso el asesor destaca los mismos, “el costo por ha sin Amaranthus está en 80 US y con Amaranthus representa unos 120 US”

En el caso del maíz, se repite la tendencia, un 48% de la superficie de maíz está afectado. “El 74% de las has a sembrar llegan con Amaranthus y según la misma encuesta, la superficie tratada en pre-emergente es de un 84% para este cultivo”, destacó el encargado del área de marketing de productos.

Qué cambiar? Fue la pregunta que le realizaron a los productores: el 57% dicen que trataran de manera más temprana y todos creen que la problemática seguirá aumentando en los próximos tres años. “Concluyendo: el 50% de las superficies de soja y maíz hoy está afectada por la maleza, con más del 50% de Amaranthus a cosecha. Lo mejor? Ir a controles tempranos y rotar los principios activos”.

Lote a lote, cultivo a cultivo

Según técnicos y asesores, las malezas más importantes son rama negra como la más complicada, sonchus (aumentó casi un 50%), brassica – es de las crucíferas la que más ha aumentado-, lecherón se mantiene en un 20-30%. Por último, la maleza que más aumento es el yuyo colorado, con graves problemas de resistencia. Tanto rama negra -necesitamos un post-emergente- y yuyo colorado necesitamos un residual, por lo tanto, es fundamental el manejo.

Con esos números, el Ing Ramón Gigón, especialista en problemáticas de malezas, fue uno de los elegidos para poder introducirse en el tema. “Lolium -Ryegrass- no debería ser una maleza de gruesa, por eso es fundamental un post-emergente a barbecho, donde nos va a dificultar la implantación allá por Noviembre-Diciembre”, recomendó al referirse a una de las gramíneas más problemáticas en la zona sur.  

Se está trabajando hace algunos años con los test rápidos para resistencia, que permiten tener una idea más puntual de cómo son los mecanismos de acción. “En el control temprano se recomienda un buen secante, se está trabajando con Cerillo hasta en dos macollos, estamos usando mucho el glufosinato, en diferentes dosis también”, destacó.

Al referirse a los barbechos el técnico acotó que “entre los residuales para rygress, la atrazina es recomendable,  con buen control además en rama negra. Se puede hacer primero un buen control con un graminicida y en este momento del año incorporar la atrazina”, aseguró Gigón.

Entre los problemas que surgen con el rygrass,  surge la situación de haberle corrido el ciclo al maíz, “cosechando en Agosto-Septiembre donde tenemos mucho ryegrass e inclusive con matas de rama negra, terminando en aplicaciones aéreas o esperar a un doble golpe tras la cosecha” recomendó el asesor.

También se realizaron ensayos con cultivos de cobertura, con cebada más vicia para tratar de inhibir el ryegrass, con menores resultados en el caso del mijo. “También avena o centeno más vicia podría ser eficaz, aunque el centeno seria el menos recomendable”. Los cultivos de cobertura permitieron casi 7 meses sin aplicaciones (se sembraron en febrero).“En el caso de la cebada, tuvimos algún brote de mancha, lo cual no permitió una buena cobertura” se lamentó.

Se realizaron experiencias con Acuron (3 campañas), donde se hizo un primer ensayo sobre el pasto cuaresma y sobre Digitaria, con buenos resultados. “El Panicum capillare es una maleza novedosa que también está presente en algunos lotes y hay que diferenciarla de Digitaria”, alertó. También se realizaron ensayos en maíz de segunda, donde se aplicaron preemergentes, donde Acuron siguió trabajando diferenciándose sobre otros productos. “Se vio que los nacimientos en la maleza Conyza, los controló sobre marzo, aunque para adelante se comenzó a quedar sin residualidad, pero realmente durante el verano, mantuvo su poder de control”, resumió.

Como curiosidad para esta campaña: se vio mucho nacimiento de abrojo chico, “Acurón también tiene buen control en lo que vimos”, concluyó Gigón.

Ensayo por ensayo, producto a producto

El Ing Raúl Moreno sin dudas es palabra autorizada a la hora de hablar de malezas, más aún proveniendo de la provincia donde se vieron hace años, los primeros nacimientos de Amaranthus resistente.

“La presencia de malezas en un maíz de dos hojas, hace que el cultivo lo detecte, reaccionando y buscando tener más área foliar en su necesidad de tener más luz. Así entonces, disminuye su cantidad de raíz apostando al área foliar, provocando un desbalance en la proporción del cultivo, que en el caso de situaciones de stress termina impactando en el rendimiento posterior”, analiza Moreno. “Por eso se usa tanto el pre-emergente en cultivos de maíz, es preventivo para impedir problemas futuros de rendimiento”.

En cada palabra, aparece una aseveración: “si nosotros manejáramos el maíz como un cultivo de soja, no podríamos nunca igualar los rendimientos, por esa competencia inicial que existen con las malezas por parte del cultivo”, dispara el asesor.

El profesional destacó la importancia de conocer los flujos de emergencia del Amaranthus palmeri en esta zona, particularmente para saber manejarse con los residuales. “En la zona centro en Noviembre es fundamental el clima, por eso es un mes clave para la germinación. A partir de allí no nace prácticamente nada”.

En el caso de Acuron se usó como pre-emergente particularmente para Amaranthus, entre las malezas que participaron del ensayo. “En maíz hay que detectar las malezas que dominan para decidir que producto usar. Por ejemplo en Digitaria se controla con Acuron Uno pero Echinocloa colona demanda una estrategia de mezcla de productos. Hay que llegar al momento del nacimiento sin malezas crecidas en el caso de la soja”, ejemplificó.

Rama negra a raya

El control de rama negra se recomienda con 7 cm de altura en el barbecho corto. “lo ideal es el doble golpe”, destacó Gijón al reinicio de las exposiciones. “En Conyza es a partir de los 15 cm, a la salida de un maíz en un barbecho corto, con la conyza elongando”, repasa en el ensayo. “Más de 15 cm se recomienda directamente el doble golpe. En el caso de algunos cultivos como la cebada, hay que tener mucha precaución con la fitotoxicidad posterior en algunos productos utilizados, más aún cuando se dan etapas de pocas lluvias”, recomendó.

Dentro de las malezas a tener en cuenta, aparece el Lecherón en el cultivo de soja: nace todo desde Septiembre a Marzo, con algún “pico” en Febrero, “de ahí la importancia de un buen pre-emergente que nos de residualidad suficiente. Si hay algo de estress hídrico, puede quedarse un poco y fallar, de la misma manera si existe lavado por excesos de lluvias”, aseguró Gigón.

“En el caso de yuyo colorado, el flujo de emergencia es con los nacimientos a principios de Septiembre, muy concentrado en primavera, pero la falta de lluvias no permitió ver el efecto de los residuales” destacó. Post-emergencia en ensayos experimentales, se trabajó con Cerillo con 7 cm de altura, donde se pide mucha precaución con las dosis.

Controles Syngenta

Para finalizar, el Ing Raúl Moreno realizó un repaso y sus razones, a la hora de realizar el control recomendado por la propia firma para Amaranthus en soja. “Cerillo en Barbecho tiene la ventaja de no necesitar 2-4D y nos permite además control de gramíneas. El uso de Cerillo al barbecho es clave: tenemos que usarlo con maleza chica, no más de 8 cm.  En pre-emergencia Eddus que nos da alta residualidad y debemos manejarlos según condiciones ambientales. También en pre-emergencia el Boundary y el Flexstar GT como post- emergencia temprana es fundamental no llegar a más de 5 cm. Nos da un mayor control de gramíneas y una mayor Selectividad”, recomendó en el repaso de las aplicaciones.

Entre los números que sorprenden, Moreno aseguró que hay 12,1 millones de hectáreas con Amaranthus en la Argentina, “esto es a causa del mal manejo y mal uso de productos”, lamenta.

Casi en un apartado, Moreno dedicó un espacio especial al Boundary: “es una solución no PPO, donde estamos esperando resistencia en el centro del país, y esto no es una situación menor por la presión de selección existente. Hoy seguramente no será de elección, pero es quizás a futuro una de las opciones cuando no queden productos a utilizar”, reflexionó.

Por último Moreno dejó su visión sobre los tratamientos mecánicos ya sea con reja o disco, “estamos poniendo el problema en un freezer, es ponerlo cinco centímetros debajo del suelo, para que en dos o tres años todo eso que enterraste, lo tengas nuevamente presente”.

Carlos Bodanza

Para Infosudoeste

 

Comentarios