× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Todos para uno y uno para todos
09.09.2018 | 09:15

Ya está, me convencieron hay que dar una mano y enterrar para siempre la década nefasta de saqueo, de corrupción y de un país para mantenidos. Llegó el momento de reafirmar con convicciones que las ideas salen plata, que la ideología no es gratis y sin dudas para mantener un cambio, hay que pagar.

Por eso tras la vuelta de las retenciones y tras conversar con varios amigos, me convencieron que en esta, las retenciones son válidas. Sustentado en todo esto, aprovecho para reafirmar que llegó el momento de que todos los Argentinos seamos solidarios. Comenzando por los políticos: lo justo es justo y si el promedio es 10%, mi propuesta es que a partir de ahora todos los intendentes del país, todos los concejales de cada distrito, todos los gobernadores de cada provincia, los diputados provinciales y nacionales, sumados a los senadores, pongan un 10% de su sueldo. Salvo honrosas excepciones de intendentes que son un mal ejemplo cobrando poco, para todo el resto un 10% es menos que un “diezmo” (vaya la paradoja) puesto en la misa del domingo.

Claro, en el primer lugar de los grandes responsables de que hayamos llegado hasta aquí desplumados, fundidos y estafados, ese sitio lo ocupa la justicia. Un 10% de los megasueldos de toda la corte, los jueces, camaristas y otros, representaría un vuelto y al menos nos sentiríamos menos idiotas por un instante, ante el verso eterno de que estos señores pertenecientes a una elite social, no pagan ganancias ni tributos parecidos.

Una vez sorteados los principales mantenidos de esta historia (habría que agregar algún mínimo para jubilados de privilegio, superministros y seguramente existe un listado larguísimo que viven del Erasmo público) hay que ir a la faz privada, porque puedo asegurarle que unos cuantos paisanos que conozco por el simple hecho de haberse equivocado y haber sembrado 100 has de trigo, sufrirán las consecuencias del que siembra mil, diez mil o muchas más, todos ellos, son los que siempre terminan garpando por el resto.

Hagamos el listado: los futbolistas de elite, ninguno de ellos podrá negar que un 10% de su sueldo les quitará una cena con la botinera de turno y no me corran porque en realidad, sería bueno que todos aquellos argentinos por documento que fueron exportados por habilidad de estas pampas (hay varios miles jugando en el exterior) podrían traer el 10% de su recaudación mensual. A la lista podemos agregar aquellos que viven de los excesos, grandes conductores televisivos, que la amasan por millones gracias a la “popular”, o los artistas más reconocidos que posan en grandes mansiones o porque no un aditivo de un 10% a toda cirugía estética que signifique un par de buenas lolas o una nariz refinada, indudablemente quien tiene para esos lujos, puede dar una mano.

Y por último, ya que vemos cómo crecen año tras año, con obras, hoteles lujosos, grandes complejos y terminando en puestos resonantes, el diezmo que también lo pongan los sindicatos, si total con todo lo que exprimen a sus propios representados, bien podrán dar una mano a un país en crisis con obreros en la miseria.

Parece poco, pero un pequeño listado, acabo de juntar miles de millones, algo que haría sentir menos –como decirlo- menos “utilizados” a los productores del sector agropecuario. Pero claro, nada mejor que la caja fácil, rápida y libre de toda carga. Una vez más, a quienes pensaron que el cambio era para un cambio, nada mejor que un viejo proverbio Chino, “ten cuidado con lo que deseas”.

Carlos Bodanza                                                                                           

Para Mañanas de Campo

Comentarios