× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Resistencia: el glifosato suma enemigos en el potrero
01.11.2018 | 06:50

El pasado viernes 26, la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa-AAPRESID, confirmó el primer caso de “Capin arroz”- Echinocloa crus-galli resistente a ALS y Glifosato en Argentina. El hallazgo lo produjeron un equipo de trabajo del INTA y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Litoral.

En 2015, se comenzaron a observar los primeros escapes de capin en lotes de arroz, principalmente IMI, del área cultivada en Entre Ríos y Corrientes. Por aquél entonces, los especialistas Marcelo Metzler, Andrés Rampoldi e Ignacio Dellaferrera advertían que “la introducción de variedades tolerantes a herbicidas es y será una excelente herramienta para el control de malezas, pero no debe ser la única”.  Tres años después, a pesar de las advertencias,  los especialistas detectaron la resistencia en lotes de arroz y señalan que se esta expandiendo a lotes de otros cultivos.

Hasta ahora no se había reportado en Argentina la resistencia a glifosato ni imidazolinonas para la especieEchinochloa crus-galli, pero el trabajo, conducido por Metzeler, Rampoldi y Dellaferrea, confirmó la resistencia a partir de las curvas de dosis-respuesta a glifosato y la mezcla comercial de imazapic (17,5%) + imazapir (52,5%).

Para su estudio, los investigadores recolectaron un biotipo suceptible en Concepcion del Uruguay y otros con sospecha de resistencia a ambos activos en las localidades entrerrianas de  Santa Anita, Chajari, San Salvador y Villa Elisa. Los resultados indicaron que, a excepción del biotipo de Villa Elisa (resistente solo a  imazapic (17,5%) + imazapir (52,5%)), todos los biotipos analizados presentaron doble resistencia con indices para glifosato de 8 a 13 y de 2,4 a 60 para ALS. 

“Los biotipos estudiados provienen de los departamentos del este de Entre Ríos, pero es muy probable que se encuentren casos similares en otros puntos de la provincia“ señalaron desde AAPRESID. Desde la asociación indican que los principales medios de dispersión de la especie son las “camas de pollo” y cosechadoras, por lo cual advierten extremar las medidas de control.

La nota publicada por AAPRESID, señala que la maleza puede seguir controlandose con herbicidas no ALS como Clomazone, flumioxazin, acetoclor, metolaclor, dimetenamida y pyroxazulfone, haciendo hincapié además que “la aplicación de estos herbicidas residuales debe sincronizarse con las lluvias y el flujo de emergencia de la maleza, teniendo en cuenta que este último factor se correlaciona con las lluvias”.

Infocampo

Por Xavier Hernández

Comentarios