× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Impositivo: proyectando los cierres de 2018
18.12.2018 | 07:59

En las empresas agropecuarias, sobre todo aquellas que tienen como fecha de cierre de ejercicio el 31 de diciembre, es necesario analizar si hay algunas operaciones que puedan disminuir o al menos diferir, el monto de impuestos a tributar. Dependerá entonces de la actividad desarrollada, el uso de distintas herramientas de planificación fiscal.

Cuatro herramientas de planificación fiscal para tener en cuenta el próximo año

En la actividad de cría, es fundamental que la empresa ganadera programe las ventas del último trimestre. De esta planificación, dependerá el monto del impuesto a tributar en mayo o junio 2019.
Otro de los temas frecuentes, es la venta de maquinarias agrícolas. En el caso que estas no se reemplacen por otros bienes de uso, podrá utilizarse el criterio de devengado exigible, entonces el resultado de la venta ya no se tributará en mayo o junio 2019, sino que una porción será en ejercicios posteriores. Con este método lo que se logra es diferir el pago del tributo a valor nominal.
Ante la adquisición de implementos agrícolas, es necesario evaluar la posibilidad de realizar contratos de leasing, ya que en algunos casos podría ser beneficioso.
En cuanto al impuesto sobre los bienes personales, al no ser la maquinaria de propiedad del productor, no se tendrá en cuenta para el cálculo del impuesto. Recién lo será al ejercer la opción de compra, si es que la ejerce.

Por el lado del impuesto al valor agregado, si la empresa posee saldos de IVA a favor, tal vez le convenga leasing
en lugar de compra tradicional, ya que con esta última sólo logra incrementar anticipadamente un saldo a favor
que no puede recuperar.

La inscripción en el Registro MiPyMe, es de suma importancia para toda empresa, ya que los beneficios impositivos derivados de la misma, le proporcionarán mayor flujo de fondos. Tal es el caso del aprovechamiento del 100% del impuesto a los débitos y créditos bancarios como pago a cuenta del impuesto a las ganancias; del aprovechamiento de hasta el 10% del valor de la compra de bienes de capital para
computarlo como pago a cuenta del impuesto a las ganancias y del bono de crédito fiscal.

En caso que la empresa se encuentre con saldos a favor técnicos de IVA, una manera de recuperarlos es reemplazar los contratos de alquileres por contratos de pastajes. De esta manera el valor del impuesto al valor agregado facturado por el contrato de pastaje, disminuirá ese saldo a favor quedando entonces en caja el monto del IVA generando flujo de dinero.

Estas son algunas de las herramientas que deberán tenerse presente si se pretende ser eficiente a la hora de tributar.

CPN Alejandro Horacio Larroudé
Barrero & Larroudé
Socio