× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Un deseo de Navidad
23.12.2018 | 09:43

Estamos palpitando la Nochebuena y la Navidad. Este sentimiento, esta espiritualidad en los creyentes no debería ser sólo y únicamente para esta fecha emblemática del calendario religioso. Cada uno debería hacerse cargo de trasladar este mismo espíritu navideño a todos y cada uno de los 365 días del año, para “no perder la capacidad de mirar y ver lo cotidiano; para no perder el diálogo y el reconocimiento del mundo que nos rodea, siendo que es allí donde se dan el encuentro, la posibilidad del amor, los gestos supremos de la vida”, tal cual nos recomienda desde la eternidad de sus letras el querido Ernesto Sábato.

La vida nos interroga a cada instante, pero somos nosotros los que no le ponemos el oído o nos hacemos los desentendidos. Esa actitud nos hace indiferentes, nos enfría el corazón y los sentimientos.

Si alguna vez entendiéramos –retomando palabras de Sábato- que “cuando somos sensibles, cuando nuestros poros no están cubiertos por las implacables capas, la cercanía con la presencia humana nos sacude, nos alienta, comprenderemos que es el otro el que siempre nos salva”.

Concluyo esta columna con otro pensamiento de Sábato, que parece haberse adelantado al actual y particular momento que vive nuestro país: “Los hombres encuentran en las mismas crisis la fuerza para su superación. El ser humano sabe hacer de los obstáculos nuevos caminos porque a la vida le basta el espacio de una grieta para renacer. En esta tarea lo primordial es negarse a asfixiar cuanto de vida podamos alumbrar. No permitir que se nos desperdicie la gracia de los pequeños momentos de libertad que podemos gozar: una mesa compartida con gente que queremos, unas criaturas a las que demos amparo, una caminata entre los árboles, la gratitud de un abrazo. Un acto de arrojo como saltar de una casa en llamas. Éstos no son hechos racionales, pero no es importante que lo sean, nos salvaremos por los afectos. El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria”.

Pensando en aquel niño nacido hace más de 2000 años en Belén, desde Mañanas de Campo, los invito a hacer de todos los días de nuestras vidas renovadas Nochebuenas y verdaderas Navidades!!!

José Luis Ibaldi

Para Mañanas de Campo