× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
El trigo promete calidad
03.01.2019 | 06:54

Por Lic Gabriel Foco (*) .La cosecha de cebada ya casi está culminando en toda la región y el trigo con las primeras muestras está arribando a la Cámara Arbitral de Cereales para que podamos conocer su calidad. 

Comenzó la cosecha fina en nuestra región, en estos momentos estamos a pleno recibiendo muestras, ya sea para los análisis para puerto, como también lo que se refiere a análisis pre-cosecha de trigo.

Respecto a la calidad, podemos decir que la cebada forrajera se empezó a mover a nivel comercial en las primeras semanas del mes de diciembre. Llevamos analizados el equivalente a unas casi 80mil toneladas. Todo con muy buena calidad, unos 68 puntos de PH, algo relativamente bueno para nuestra zona y también para lo que se viene comercializando en los últimos años.

En referencia a la cebada cervecera, con datos exclusivamente de nuestra operatoria en nuestras terminales de Quequén, con casi 30mil toneladas analizadas, el promedio de proteína es de 11,2%.

El dato quizás más esperado es del trigo. En este caso ya tenemos muestras analizadas, estamos hablando de unas casi 90mil toneladas, y en cuanto a calidad podemos decir que las muestras analizadas en la pre-cosecha dieron un promedio de proteína del orden del 10,6%. Pero ese valor sube sustancialmente cuando miramos lo que ha ingresado al puerto, ya que en las casi 60mil toneladas analizadas, el promedio está mostrando valores del 11,3% de proteína, lo cual se estaría mostrando una suba significativa respecto a los valores del año anterior.

En cuanto a la calidad de cebada forrajera como cervecera, los parámetros también muestran muy buenos valores. La cebada cervecera, por ejemplo, está mostrando una proteína promedio de 11,2 puntos.

Se está dando algo que hace muchísimo tiempo no se veía, como lo es una cosecha con rindes por encima de los promedios para nuestra zona, con valores de calidad sustancialmente mejores a los del año pasado.

Además ha sido un año record en utilización de fertilizantes y con perspectivas de crecimiento en los precios para trigo y cebada. Parece que fue un año donde se alinearon varias cuestiones que fueron determinantes para este rendimiento que estamos viendo en la calidad. Hay que recordar que al momento de siembra la relación insumo-producto era muy favorable para invertir en el cultivo, de hecho así lo hizo el productor.

Pero no debemos dejar de olvidar la cuestión climática. Fue un año muy atípico con apropiadas lluvias en meses de invierno que no son habituales en nuestra región y también acompañando al cultivo en los momentos puntuales.

Si bien no vamos a desmerecer la inversión que ha hecho el productor en tecnología, sin dudas el factor climático ha sido determinante para que estemos observando estos valores.

Obviamente estas son las primeras muestras que estamos viendo. El volumen es más que interesante, y esperamos que se mantenga a lo largo de enero y febrero como para certificar ese incremento en el valor.  

También debemos decir que para muchos productores este clima ha sido el causal de retraso en la cosecha de los trigos. Tuvimos una primer quincena de diciembre con muy poca actividad en trigo, después de esa mitad se empezó a mover y en estas semanas, entre Navidad y Año Nuevo, pareciera que se ha despertado y está demostrando niveles de comercialización mucho más habituales para nuestra zona en esta época.

Suponemos que este atraso hará que se extienda esa comercialización habitual, más allá de las cuestiones comerciales que puedan surgir respecto a la decisión del productor también teniendo en cuenta estos precios sostenidos en momentos de cosecha y que, según los analistas de mercados, podrían hacerse mucho más firmes en etapas posteriores del año, más específicamente en el segundo semestre.

(*) Lic Gabriel Foco - Gerente de la Cámara Arbitral de Cereales

Para Mañanas de Campo