× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
El feed lot la pasa mal
04.01.2019 | 06:55

Sin dudas nadie soñaba llegar a esta época del año en esta situación ganadera. Además, los números que se fueron sucediendo marcaron el poder de compra, los kilajes y todo lo que respecta al negocio. El feed lot ha sido una de las patas más afectadas, igual que el criador, y esto sin dudas impacta en el negocio en materia de valores.

“Fue un año para olvidar, con un primer trimestre donde estuvimos muy afectados por la seca en varias zonas. Tenemos herramientas para tratar de palear la seca o la inundación, pero los procesos devaluatorios a partir de abril y la inflación nos han dejado absolutamente relegados”, indicó Juan Carlos Eiras, presidente de la Cámara de Feed Lot Argentina.

Como contrapartida a esto, se dio una evolución de la hacienda en pie del ganado gordo para el productor que en algunos casos llegó al 27%. Salvo la vaca, la cual gracias a dios la pudimos mandar a China, el resto de las categorías estuvieron muy pobres y nos ha generado un quebranto durante todo el año”, añadió

 

En la previa nos faltó prever que la economía Argentina es el primer enemigo a combatir

-Sí, nos pasó por arriba en plena zafra. Tanto para el criador como para nosotros, teníamos los corrales muy llenos y muy poca flexibilidad. Es decir, la seca al criador y la devaluación a nosotros, una vez que teníamos la hacienda en los corrales nos dejó con muy poco margen de maniobra. Es cierto que era impensado lo que sucedió en términos de devaluación e inflación.

En septiembre tuvimos una pequeña recuperación de valores, pero se plancharon nuevamente por falta de poder adquisitivo de nuestros consumidores.

En estos días tendremos que ver como fue el efecto fiestas, porque se mostró una pequeña recuperación. Ojalá sea el inicio de algo paulatino, pero que nos pueda poner en la nueva zafra con los verdaderos valores.

A diferencia de otras veces, acá hay un tema económico que nos tiene puesto el pie en el pecho. No lo vemos, al menos al primer cuatrimestre, nada simple.

 

¿Cuánto le puede afectar al sector el nuevo sistema de tipificación en frigoríficos?

 -Va a ser un gran paso, pero muy paulatino. De hecho, la resolución en la mayoría de sus aspectos es de adhesión voluntaria para el comienzo.

En el mediano plazo uno sigue pensando que estamos en el camino. O sea, que a una vaquillona especial de 400 kilos no le pongan más el sello de vaca es muy bueno para todos porque esa vaquillona tiene la misma calidad que un novillo especial.

La tipificación de junta, que es la que se va a dejar de utilizar, tiene 80 años, entonces se merecía un descanso y una actualización. Esta nueva tipificación que se va a utilizar también tendrá su proceso de perfeccionamiento.

En términos de cría todavía falta mejorar la eficiencia, el índice de preñes y destete, pero lo que no podemos negar que el productor ha invertido para mejorar. Entonces, nos tienen que pagar la calidad de producto a todos.

Esto es un paso, es el inicio de un camino que es muy bueno.

Mañanas de Campo para Infosudoeste