× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Cebada con cartón lleno
04.01.2019 | 07:07

La cosecha de cebada finalizó con excelentes y sorpresivos rendimientos. La cosecha de trigo avanza lentamente con muy buenos rindes y resistiendo las adversidades climáticas. Finalizó la siembra de soja con un leve aumento en la superficie.

CIERRE COSECHA DE CEBADA

La campaña 2018/19 finalizó con un rendimiento promedio de 3.900 kg/ha, un 15% superior al ciclo anterior en toda el área de influencia. Los partidos de Carlos Casares y General Villegas se destacan con un promedio de 5.500 kg/ha, mientras que los departamentos de Toay y Utracán tuvieron los menores rendimientos, con 2.000 kg/ha de promedio.

Rinde: Los lotes cosechados presentaron rendimientos muy buenos a excelente, con excepción del norte de la provincia de La Pampa donde las tormentas con granizo generaron una merma notable en el rinde. La zona norte tuvo un rendimiento promedio de 4.500 kg/ha (15% superior a la campaña 2017/18), la zona centro aumentó un 11% finalizando en 4.000 kg/ha, mientras que la zona sur mostró una suba del 14% con 3.200 kg/ha de rinde promedio. En la Figura 1 se muestra el detalle por partido/departamento.

Ver informe completo con mapas y tablas : https://www.infosudoeste.com.ar/adjuntos/file/RAQ%2015%20Cierre%20Cosecha%20Cebada.pdf

Producción: Los muy buenos rendimientos sumados al aumento del 16% del área, generaron una combinación óptima para superar un 24% la producción del ciclo anterior, al pasar de 2,28 a 2,83 M tn. En la Figura 2 se observa la comparación por zona entre las campañas 2017/18 y 2018/19. Este extraordinario crecimiento en la producción se debió a las precipitaciones que acompañaron al cultivo en sus momentos críticos, la temperatura moderada durante el llenado de grano y el mayor uso de fertilizantes que permitió al cultivo manifestar su potencial. Por otro lado un correcto manejo tecnológico permitió en muchos casos atenuar el efecto de enfermedades foliares.

Trigo

La cosecha continúa avanzando, las altas temperaturas de la segunda quincena del mes permitieron acelerar la madurez del cultivo. La ocurrencia de granizo, fuertes vientos y la elevada humedad provocada por las continuas precipitaciones, preocupa a los productores de la región ante la imposibilidad de recolectar su producción y el riesgo que eso genera. 

Estado general: El 40% de los lotes se encuentra en estado de madurez, mientras que el 60% restante fue cosechado. 

Rinde promedio estimado: Se mantiene en 3.400 kg/ha, un 3% superior al resultado final de la campaña pasada. En la zona norte se estima un rendimiento promedio de 4.400 kg/ha, con un importante grado de avance en la trilla. Al centro con 3.300 kg/ha y la sur con 2.600 kg/ha de promedio son las que se encuentran más retrasadas por la extensión de la etapa de llenado de grano y las precipitaciones de fin de año.

Producción: El total estimado sería de 5,5 M tn (un 21% más que la campaña pasada). Este aumento en rendimiento y producción se debe a la muy buena disponibilidad hídrica que acompañó al cultivo en todo su ciclo y al mayor uso de fertilizantes apostando a un mayor rinde y mejor calidad.

CIERRE SUPERFICIE DE SOJA

Superficie: El área sembrada aumentó un 1% al pasar de 2,56 a 2,58 M ha. Faltan implantar los últimos lotes de soja de segunda en la zona norte debido al retraso de la cosecha de fina y la resiembra de lotes afectados por granizo. La Figura 4 muestra el detalle por zona.

La zona norte finalizó la siembra con 1,36 M ha, representando un aumento del 4% interanual. El incremento se debió a un menor costo al momento de siembra y al impacto de las retenciones sobre la rentabilidad de su competidor, el maíz. En contrapartida, la región central registró una caída del 2% con 1,16 M ha implantada, mientras que la zona sur cayó un 11% con la siembra de sólo 62.000 ha. Ambas caídas se deberían a la mayor presencia de cultivos de fina y el bajo desempeño de la oleaginosa en el ciclo anterior. Los partidos/departamentos con máximos incrementos en la superficie sembrada son Bolivar, Salliqueló y Tres Lomas con aumento del 7%.

Estado general: El 40% de los lotes se encuentra en emergencia e implantación con buenas perspectivas debido a las precipitaciones de la segunda quincena de diciembre. El 60% restante está transitando de manera óptima las etapas tempranas de la fase vegetativa (Fig. 6). Algunos lotes puntuales ubicados en los bajos de la zona centro fueron castigados por las heladas tardías, requiriendo la resiembra de los mismos debido a la susceptibilidad de la oleaginosa a las bajas temperaturas. A su vez hay que destacar el efecto de tormentas de granizo en manga que afectaron las zonas norte y centro en esta última quincena del año, sumando hectáreas a la resiembra.

Girasol:

Estado general: El 35% de los lotes se encuentra en estado vegetativo, diferenciándose entre V10 y V6 desde las zonas norte a sur, mientras que el 65% desarrolló el botón floral, principalmente en las zonas centro y norte (Fig.7). La condición general del cultivo es muy buena, debido a la buena disponibilidad hídrica acumulada en el perfil y temperaturas moderadas. En el norte de la provincia de La Pampa y el sudoeste de Buenos Aires, las últimas tormentas con granizo generaron daños que provocaron disminución del área foliar y la pérdida total de algunos lotes (Foto 1). En los casos más severos se procedió a la resiembra con soja.

Maíz:

Estado general: El 5% de los lotes se encuentra en estado de emergencia, siendo estos principalmente sembrados sobre avena o cebada recién cosechada. Un 65% se encuentra en distintas etapas de la fase vegetativa, entre V4 y V10; el 30% restante en estado reproductivo, principalmente en las zonas norte y centro

Se destaca la excelente condición de los cultivos tempranos en las zonas norte y centro gracias a la buena disponibilidad hídrica en el perfil.

PRONÓSTICO CLIMÁTICO

En base a los datos obtenidos por la Red de Estaciones Meteorológicas de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, las precipitaciones de la segunda quincena de diciembre promediaron 52 mm. El abundante registro fue la causa principal del retraso de la cosecha fina. En cuanto a los cultivos estivales, las lluvias permitieron recargar los perfiles. Esta situación aseguraría un buen desarrollo de los mismos durante la primera quincena de enero, en gran parte de la región. Como se puede observar en la Figura 9, la disponibilidad hídrica al 1 de enero es positiva en el área de influencia.

El pronóstico de lluvias al 12 de enero indicaría precipitaciones de 5 a 10 mm en la zona sur, 20 a 40 mm en la centro y 40 a 75 mm para la zona norte. De cumplirse las predicciones, se esperaría que los cultivos estivales transcurran el mes de enero sin déficit hídrico (Fig.10). El mapa de probabilidad de granizo para los próximos diez días, indicaría que la zona de influencia de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca no estaría afectada, exceptuando el partido de General Villegas, norte de la provincia de La Pampa y sur de Córdoba con una probabilidad del 60 al 80% (Fig. 11)

Bolsa de Cereales y productos de Bahia Blanca