× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Incertidumbre por doquier
13.01.2019 | 09:39

Los vaivenes del clima ya no son esporádicos, y zonas agropecuarias que históricamente estaban exceptuadas de atravesar fenómenos meteorológicos con impacto para los cultivos, hoy comienzan a convertirse en regiones con claro riesgo climático.

El clima extremo se llevó puestas casi 10 millones de toneladas de granos de la campaña 2017/2018, cuando se vio afectada por la sequía más importante de los últimos 50 años y después vino el efecto germinador por lluvias y altas temperaturas.

A todo esto, si bien falta el informe final de la reciente cosecha fina, tanto el trigo como la cebada, en diferentes zonas del país, volvieron a sentir los rigores de un clima muy variable, donde se registraron heladas hasta en el mes de diciembre. Es más, según números de las Bolsas de Buenos Aires y Rosario, la que se creía que iba a ser una súper cosecha de trigo, podría estar un 5% por encima de la campaña pasada, con 19 millones de toneladas.

En esta semana que pasó, lo extremo del clima llevó a que nevara en abundancia en Bariloche, mientras que en Chaco, Norte de Santa Fe y Corrientes, lloviera por encima de los 250 milímetros en unos pocos días e inundando vastas áreas de cultivos y campos ganaderos. Amén de las caídas de granizo y vientos huracanados en el sur cordobés, La Pampa y Oeste de Buenos Aires.

Demás está señalar que el productor durante el proceso de toma de decisiones para minimizar la incertidumbre que dan estas altas variaciones climáticas, se vuelca cada vez más a la cobertura que brindan las compañías aseguradoras contratando pólizas contra granizo, incendio, viento, heladas y planchado de suelos.

En un informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el licenciado Roberto De Ruyver, investigador del Instituto de Clima y Agua, aseguró que “en la próxima década, nos afectará más la variabilidad que un incontrastable cambio climático” y reconoció que “a pesar de los grandes avances de la meteorología, resulta imposible, todavía, anticiparse a estas fluctuaciones u oscilaciones interanuales que implica la variabilidad”.

Los ojos de la población mundial están puestos en el cambio climático que tiene que ver con el aumento de la temperatura del Planeta y las consecuencias que esto trae. El ingeniero agrónomo Carlos Comas, gerente de Riesgos Agropecuarios del Grupo Asegurador La Segunda, empresa líder por tercer año consecutivo en seguros agrícolas, explicó que en la región “se manifiesta con mayor cantidad de tormentas y más severas, mientras que en otras zonas del mundo es diferente, evidenciándose en ellas menor cantidad de lluvias”.

A todo esto, entramos en un año electoral y el productor, además de estar nuevamente comprimido por una gran carga impositiva y por retenciones, también puede comenzar a marearse con los cantos de sirena de políticos aviesos y llenos de promesas que seguramente no cumplirán. De allí que lo único seguro durante este año será la incertidumbre climática y política. Para la primera existen seguros agrícolas. Para la segunda, a seguro se lo llevaron preso…

José Luis Ibaldi

Mañanas de Campo