× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Educando a los políticos v.1
27.01.2019 | 17:58

Un reconocido consultor en estrategia, Xavier Marcet, afirma que “las personas no son una commodity”, y advierte que se habla de commodity cuando nos referimos a los productos indiferenciados. También destaca que “las commodity son aquellos productos de los que muchos clientes no les importa la marca, simplemente que cumplan su función. Las personas no son un recurso indiferenciado. No hay dos personas iguales y aquí reside su riqueza. La diversidad nos ayuda a crear comunidades más competitivas e innovadoras. La commodity en cambio son estándares, previsibles”.

Los políticos deberían tomar en cuenta la afirmación de este consultor, especialmente ahora que están en campaña. Por si no se dieron cuenta, los ciudadanos argentinos no somos commodity, sino ellos, por lo previsible. Siempre hacen lo mismo todos y casi al mismo tiempo. Necesitan abrir el plumaje de sus colas como los pavos, precisamente para pavonearse, es decir comenzar a alardear o presumir de una cualidad que no siempre tienen.

Es cierto que existen algunas personas que lejos de sentirse ciudadanos, aceptan la condición de commodity, porque es más fácil estar refugiado en una zona de confort, donde alguien les dicte lo que tienen que hacer, y es una versión única que ya tiene una antigüedad de 75 años.

Pero más allá de esto que señalé, hay que empezar a educar a los políticos y recordarles que hay que recuperar el valor de los vínculos en el día a día, a sabiendas que el opositor, el verdadero periodismo, y la ciudadanía no son un obstáculo y no están puestos para molestar sino para que la Nación exista. Además, el vínculo lo hará tomar conciencia de la realidad y actuar en consecuencia.

También indicarle a los políticos, sabiendo lo previsibles que son, que para diferenciarse deberían ser más competitivos. La parte más importante de una competencia no es la parte en que uno compite contra otro. Quizás la parte más  importante de una competencia es cuando uno se supera a sí mismo.

Finalmente, y para que vayan aprendiendo de a poco, bueno es que aprendan que para que mejore la vida de las personas es necesario que haya una guía moral. Una guía moral es una activa y real comunicación con la sociedad. Cuando esto se produce existe un real ejercicio de los valores, por lo tanto, hay un progreso moral que guía a los otros procesos y le da una razón de ser y una dirección.

Próximos consejos en breve.

Jose Luis Ibaldi

Para Mañanas de Campo