× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Los martillos siguen pegando fuerte
09.02.2019 | 07:59

Tras terminar la tercer semana consecutiva de precios sostenidos, indudablemente la recuperación de los precios de la hacienda ya dejó de ser una situación casual, temporal o hasta como plantemos en algún momento, intencionada, algo que muchas veces hemos visto en materia de manejos de precios en el mercado. Así indudablemente se fue desnudando uno de los grandes motivos que no era tampoco el planteado en cuanto a ofertas, sino puntualmente estamos en gran parte del interior, ante un faltante de calidad de haciendas livianas para consumo, uno de los grandes motivadores –más allá de la necesidad de recuperación de valores- de estas nuevas tarifas.

Lo del viernes fue un claro ejemplo, donde en el momento de encontrar lo liviano, se pagó hasta 70$ terneros de 320 kilos o terneras de 69,20$ para 307$ kilos. Mientras tanto, en el paralelo a lo que ocurre en el mercado central, nadie logra encontrar esas categorías con esas calidades y es allí donde vemos muchas veces como se buscan en otras categorías el reemplazo de algo que al mostrador, será seguramente irremplazable. En novillitos también hubo 69$ y en vaquillonas alguna de 67,80$ para los 353 kg.

Ya no existen justificaciones más allá del esfuerzo de Etchevhere por destacar el stock de vacas, para entender que hay una franca liquidación de una categoría que sale borbotones a los corrales y que lógicamente esta semana en un remate clásico de feria, la diferencia entre una vaca preñada y una vacía, fue claramente a favor de esta última, pagada tempranamente por frigoríficos, algo que ni criadores ni inversores, están en condiciones de pagar.

Entonces? Alguien puede culpar a un productor de enviar hacienda preñada a faena? Si, si es cierto que duele, es cierto que a veces se lo tildará de insensible, pero cuando un productor a la salida de los tactos en la manga, reniega bajito porque tiene muchas preñadas y pocas vacías, algo realmente anda muy mal y ese algo, es lo que venimos denunciando desde el día uno y que tapado por las exportaciones de vacas nadie parece hacerse cargo: la falta absoluta –más allá de una mesa de carnes con muchas reuniones y pocos resultados- es la ausencia de una política ganadera y de carnes, a corto y mucho menos, a largo plazo. Y entonces? Nada, vacas que se pagaron hasta 50$ en Liniers y en el interior nadie discrimina manufactura y conserva, de hecho hoy quienes tomamos datos para volcarlos en una planilla, hacemos mala praxis al tomar la vieja clasificación. Una simple anécdota pasa por una charla donde un productor le dice a un operador, “yo no hago exportación” y el operador le guiña el ojo y le señala sus vacas, “claro que vos haces exportación, solo que no lo sabés”.

La invernada comenzó a hacerse cargo de los nuevos valores del gordo y rompió la siesta con un promedio que llegó a los 65$ para el ternero de referencia, llevándose algún lote a 71$ y una ternera que con pocos criadores a la vista, se metió en la dignidad de los 55$, como para por lo menos acompañar una suba, pero quedar a años luz de buenos valores.

Aquí estamos, gordo firme, invernada en alza, mercado de vientres derrumbado. Dos buenas y una mala, pero no lo dudemos, la mala, es la que nos lleva al callejón sin salida. Buena semana, buenas ventas y durante los próximos 7 días, escucharemos que dicen los martillos.

Carlos Bodanza

Para Nuestra Tierra – Radio Colonia

Infosudoeste