× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Sin frenos para el tren de la vaca
01.06.2019 | 09:26

A medida que el otoño se viste de invierno, el mercado va mostrando al igual que el paisaje, sus diferentes matices, desnudando las necesidades de los productores en primer lugar, la de los campos y por supuesto, la del mercado, que vio una vez más como los ingresos, han logrado mayor tranquilidad, más allá de una jornada de paro que de alguna manera, condicionó los ingresos, pero sin provocar cambios ni en las urgencias ni en la demanda de los operadores.

Si hablamos de los productores, sus necesidades van ajustándose a medida que el clima va acompañando, con una cadena forrajera limitada para muchas zonas, donde las lluvias llegaron tarde y donde esta semana, una helada furiosa marcó la cancha de un invierno que queda a la vuelta de la esquina. Aquellos productores mixtos que hoy hayan cosechado, presentan su mejor moneda de cambio, mientras que el resto, ha recurrido a la mayor fuente de financiamiento de la ganadería, que ha sido la vaca, quien hoy constituye casi el 70% de lo que se exporta, donde ya no hay nadie que no se anime a subrayar, de que estamos en franca liquidación de vientres, con una vaca sosteniendo todo el mercado y hoy inclusive en sus categorías de gordas buenas, suplantando gran parte del novillo y vaquillonas livianas en muchos mostradores que de la mano del precio, han educado a un consumo que cada día, va aprendiendo que ya no todo es como pensaba y que tanto ternera como otras categorías ficticias para la venta, se han transformado en buscar el precio que más convenga y allí comprender, que es difícil encontrar y comer carne que no sea de primera, en el mejor país de la carne.

Hablamos entonces de necesidades del productor, de necesidades de los campos, que quienes tienen planificación ya ven la primavera y el invierno es solo coyuntura, programando ya seguramente sus maíces, sus sorgos y el engranaje que les permita continuar la cadena forrajera y a la vez, sus propios engordes y terminaciones. Y por último, algo ya dijimos de los operadores, que en su versión de invernada, han subido un escalón el valor promedio, con valores interesantes para el criador y con un margen entre gordo y ternero que fluctúa pero que hoy deja al ternero de referencia, más cercano a los 66-68$ que a los 62$ de hace pocas semanas atrás.

Arrancó firme la venta de reproductores, donde esta semana, se dio la liquidación de Hereford más grande del país en la que fuera una de las cabañas madres de la mejor genética de la raza, situación que pone en alerta el futuro de la misma en la Argentina, pero que también mostró que hay muchos interesados en continuar un camino que gente apasionada y visionaria, supo tener en aquellos comienzos y con la llegada de las posibilidades de la exportación, hoy vuelve a tener vigencia no solo en sus propios novillos, sino también en el gran vigor híbrido que produce sus cruzamientos.

Así entonces para las cabañas se afirmó el valor de 70-80 mil pesos un reproductor controlado o registrado y valores superiores para los mejores toros que rondan los 100 mil pesos. En tanto para los vientres, hay que hablar de 35-40 mil pesos y hasta 50 mil para lo de máxima calidad, donde increíblemente ya hemos visto varios remates, ver valorizar más una buena vaca que su par de vaquillona, algo que también desnuda los tiempos de financiamiento que muchos apuntan al ver que toda incertidumbre, debe reducirse a la mínima expresión.

Final del repaso, sin grandes novedades pero con todo un ruido de fondo que va marcando el terreno para lo que vendrá, en un futuro donde el comentario político de un país bipolar, se mete de lleno en los corrales y muestra que la incertidumbre, sigue siendo la moneda de cambio.

Carlos Bodanza

Para Nuestra Tierra – Radio Colonia

Infosudoeste