× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Estabilidad y baja de costos para maíces tardíos
07.08.2019 | 08:46

Se analizó el rendimiento y los costos directos de maíz tardío en los antecesores vicia y barbecho sin cultivo de cobertura con y sin fertilización nitrogenada. También el efecto del aporte de N de vicia en ausencia de fertilización nitrogenada.

El área sembrada con maíz en la República Argentina ha crecido al igual que la producción nacional y el rendimiento por superficie. El área sembrada en la campaña 2018-2019 fue de 5,4 millones de hectáreas. La producción nacional de maíz creció alrededor de 8 veces en los últimos 30 años, pasando de 6 a 48 millones de toneladas desde el año 1990 al año 2019, siendo el rendimiento promedio nacional de 6,6 Tn ha-1 (Secretaria de agroindustria, 2019). Del total de la superficie implantada, un 46 % se siembra en primera época de siembra, mientras que el 54% restante se siembra en segunda época de siembra, tanto como maíz tardío sobre barbecho o como maíz de segunda luego dela cosecha de un cultivo invernal (Maizar, 2019).

La alternativa de maíz tardío tuvo un crecimiento importante en la última década. En relación al maíz temprano, el maíz tardío tiene un menor potencial de rendimiento debido a la mayor captura de radiación solar (Maddonni, 2012). Sin embargo en condiciones de campo presenta pisos de rendimiento más altos que el maíz temprano. Esto se debe a un menores restricciones climáticas, entre ellas heladas tempranas, escasa humedad en la cama de siembra, estrés hídrico en floración y estrés térmico en floración y llenado de granos (Maddonni, 2017). El mayor piso de rendimiento de maíz tardío fue reportado por estudios a campo en la región norte de buenos Aires (Ermacora et al., 2016) y en la región sudeste de Córdoba (Beccari & Videla Mensegue, 2018). Esto permite considerar a la estrategia de maíz tardío como una alternativa para diversificar las rotaciones en ambientes de alta productividad con baja recarga del perfil o pronóstico de año niña.  Sin embargo el uso de la fecha de siembra tardía está afectado por el problema creciente de malezas tolerantes y resistentes (Garcia Frugoni, 2017).

La alternativa de maíz tardío presenta un barbecho largo desde la fecha de cosecha del cultivo estival anterior, en general soja, hasta la siembra de maíz a principios de diciembre. En este periodo pueden ocurrir importantes pérdidas de agua por evaporación y proliferación de malezas de difícil control. La utilización de cultivos de cobertura (CC) como antecesores al maíz es una estrategia que incrementa la eficiencia del uso del agua, minimiza los requerimientos de fertilización nitrogenada y reduce la población de malezas (Ross, 2017). El rendimiento de maíz se modifica con la utilización de CC, siendo en general menor con antecesores gramíneas, mientras que cuando los antecesores son leguminosas se reportan aumentos de rendimiento (Miguez & Bollero, 2005). Este potencial incremento en el rendimiento de maíz que tienen las leguminosas invernales es atribuido a la fijación biológica de N. a pesar de los beneficios que aportan al sistema los cultivos leguminosas invernales como antecesor de maíz, la decisión de implementar la práctica se ve reducida por cuestiones económicas. Por tal motivo, este trabajo tiene como objetivo analizar el rendimiento y los costos directos de maíz tardío en los antecesores vicia y barbecho sin cultivo de cobertura con y sin fertilización nitrogenada. Además se analizará el efecto del aporte de N de vicia en ausencia de fertilización nitrogenada.

Ir al informe completo

Fuente: INTA por Cristian Román Cazorla, Tomás Baigorria, Pablo Alberto Beluccini, Juan Pablo Ioele