× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Siembra directa, cambiando paradigmas
08.08.2019 | 07:00

No somos ambientalistas por definición, somos ambientalistas por acción. No somos ecologistas por moda, somos ecologistas por interés”.

El presidente de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), Alejandro Petek, utilizó esa frase, de Víctor Trucco –uno de los pioneros que dio inicio a la entidad hace 30 años–  para dar inicio al Congreso anual que este año se titula “Conciencia suelo”.

El lema tiene que ver con que el eje que atraviesa gran parte de los plenarios y talleres es la necesidad de avanzar hacia una agricultura más sustentable y que necesita imperiosamente de optimizar las estrategias productivas para garantizar que los suelos puedan seguir siendo productivos para las próximas generaciones. 

Para Aapresid, en la voz de Petek, la siembra directa es la herramienta ineludible para lograrlo.

Labranza cero

En ese sentido, el titular de la asociación hizo una enfática defensa de este sistema productivo. “Las labranzas no son un buen camino. Algunos hablan de niveles de pérdidas de suelo tolerables y no existen pérdidas tolerables”, remarcó Petek en su discurso de apertura.

Y profundizó: “Hay que mirar los dos o tres primeros centímetros de suelo, debajo de los rastrojos; allí se ve la vida. La biología que se ve con la siembra directa, no se ve en los suelos labrados. Y es una vida que se puede perder muy rápidamente”.

Petek sostuvo, en este marco, que este sistema “requiere un interminable camino de mejora” y que, por ello, “es el peldaño inicial del cambio de paradigma, en pos de la sustentabilidad”.

“El suelo está vivo; hay que cuidarlo, mejorarlo. Un sistema de producción más sustentable es imprescindible. Hay que aumentar el valor producido por hectárea y encarar la producción de ese valor desde la diversidad y la intensitifación”, añadió.

Según Petek, la siembra directa “es un faro para los productores de Argentina y del mundo” y que por eso “hay que decirle no a ir hacia atrás”, en referencia a quienes impulsan un regreso de las labranzas.

“Una sociedad que ataca la tecnología genera pobreza. Como país debemos dejar de titubear e incorporar las innovaciones científicas”, finalizó el presidente de Aapresid.

Agrovoz