× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Verdeos de verano, opciones para cubrir el bache forrajero
05.11.2019 | 22:05

Con la primavera en marcha tenemos que planificar la oferta forrajera para el Verano ya que en esta estación cae la producción de la mayoría de las especies que componen las praderas y tenemos que satisfacer los requerimientos nutricionales de nuestros rodeos. Los cultivos más utilizados para este propósito son Maíz, Moha, Mijo y Sorgos de distintos tipos como forrajeros, graníferos y sileros dependiendo de su destino.

Es fundamental para lograr un buen verdeo estival la elección del lote, darle tiempo de barbecho suficiente como para que cuando sembremos haya humedad y que esté libre de malezas para que no compitan por humedad y nutrientes con nuestro cultivo. Todas estas especies necesitan que el suelo alcance una temperatura base mínima para que germinen (12°C en Maíz y 18°C en Sorgo).

Es muy importante elegir semilla de calidad, que cumpla con los parámetros de pureza y poder germinativo. Otro aspecto a tener en cuenta es el nivel de fertilidad que tiene el lote y se recomienda hacer un análisis de suelo previo a la siembra para determinar si es necesario corregir deficiencias de nutrientes con fertilizantes químicos.

La Moha es, dentro de los verdeos estivales, el más precoz pudiendo hacer un primer aprovechamiento a los 45-50 días desde su nacimiento. Es una excelente productora de forraje de buena calidad, se han medido muy buenas ganancias de peso en animales y anda muy bien para la confección de reservas de forraje resultando ser el mejor momento para henojale el comienzo de panojado donde se combinan buena relación hoja/tallo y valores aceptables de proteína y digestibilidad. Se adapta a suelos arenosos y es moderadamente resistente a sequía y altas temperaturas.

El Mijo es una gramínea estival que se caracteriza por su abundante pubescencia en hojas, puede aprovecharse mediante pastoreo directo manejándolo con pastoreos rotativos aprovechando su alta capacidad de rebrote. Se comporta mejor que la Moha ante algún estrés hídrico y tolera suelos con algo de salinidad pero es de mejor valor nutritivo.

La época de siembra es Noviembre / Diciembre, buscando el período libre de heladas, usando una densidad de 15 a 20 kg/ha.

Si la opción es Sorgo Forrajero, tenemos que tener en cuenta su alta producción de materia seca por hectárea y tenemos que estar preparados para aprovechar correctamente todo el material ya que  esta planta ¨tira¨ a encañar y pierde calidad, por eso se recomienda hacer siembras escalonadas así tenemos distintos momentos de aprovechamiento óptimo en cuanto a cantidad y calidad.

Esta especie necesita para germinar que a nivel del suelo haya entre 15°C y 18°C situación en que por lo general, en nuestra zona, se da a partir de mediados de Noviembre.

Existen distintos tipos de Sorgos Forrajeros como los Fotosensitivos que están seleccionados para que no florezcan y de esta manera mantienen su calidad por mas tiempo. En los últimos años se incorporaron al mercado los Híbridos BMR (nervadura Marrón), son aquellos que tienen menor contenido de Lignina en planta y le confieren mayor palatabilidad y digestibilidad aumentando el consumo de tallos.

La elección de Sorgos Graníferos para dejarlos diferidos en planta para su aprovechamiento en Otoño / Invierno es una estrategia bastante utilizada para cubrir el déficit de pasto en el ¨bache invernal¨.

El Maíz es el verdeo que antes vamos a poder sembrar (Mediados de Octubre) ya que germina con menor temperatura a nivel del suelo comparándolo con los demás verdeos estivales, tenemos que prestar mucha atención al momento de la siembra y ser cuidadosos en respetar la distancia entre semillas ya que esta especie no tiene la capacidad de macollar y no va a cubrir espacios que queden libres en los surcos dando lugar al nacimiento de malezas. Dentro de lo posible usar sembradoras a placas que nos garantizan una distribución homogénea entre semillas.

El Maíz no tiene capacidad de rebrote y produce forraje de muy buena calidad, si su destino es el corta-picado para ensilar el momento óptimo de corte es cuando el grano se encuentra en un cuarto de linea de leche, es decir que un cuarto del grano está en estado líquido y el resto sólido.

Los pastoreos de estas especies se van a dar con días de calor y con altas cargas de animales por lo tanto tenemos que asegurarnos de proveer la cantidad necesaria de agua limpia y fresca.

Ing. Arditti Santiago

santiago.arditti@guasch.com.ar