× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Parasitosis, el despertar tras las lluvias
26.11.2019 | 16:58

Por Dr. Pedro Stephan - Unicen - Especialista en Parasitología Bovina

Después de la seca grande que tuvimos, con un otoño-invierno casi sin ofertas de agua y con animales comiendo muy abajo, llegaron las lluvias.

Ahora, obviamente el productor comenzó con las consultas para saber cuales son los pasos a seguir.

Es un cuadro epidemiológico diferente, atípico a lo que sucede normalmente año tras año. Un período de seca lo único que hace es mantener la infección en las pasturas a la espera de lluvias.

Cuando aparecen las precipitaciones, aparece una gran oferta de larvas que los animales ingieren con el pasto. Entonces, si bien la época es más favorable para el animal por el hecho de que va a comer mejor, muchas de esas larvas se inhiben en su desarrollo, quedan en latencia en el cuajo y ahí hay que hacer un tratamiento para eliminarlas, obviamente para evitar después el problema en el verano.

Por tal motivo, lo que normalmente recomendamos es que a partir del 20 de noviembre hasta el 10 o 20 de diciembre, tenemos que efectuar un tratamiento que sea efectivo para eliminar esas larvas que han levantado los animales con las pasturas en primavera.

El tratamiento puede hacerse con una ivermectina al 1%, no son necesarias las de alta concentración, y también se puede hacer con bencimidazoles. No tenemos que olvidarnos de esto porque si no después va a aparecer un problema serio en verano, cuando los animales ya tienen 18 o 20 meses. Esto puede causar muertes, pérdida de estado, hay que evitarlo y con un solo tratamiento es suficiente.

Lo que se recomienda en cuanto a manejos, es que en los campos que no pueden acceder a una rotación agrícola o a alguna otra alternativa de manejo, se tenga en cuenta en el otoño que viene el post destete.

O sea, una vez que los animales entran a comer sobre esas mismas pasturas, aun desparasitados, a las pocas semanas pueden empezar a tener problemas porque el diferimiento en la infección de las pasturas en estas condiciones de seca es muy importante para el ciclo que viene.

Por eso, ahí hay que hacer un seguimiento estricto, se pueden hacer análisis de materia fecal de los terneros a los 45 o 50 días después del destete para ver como evolucionaron a la infección y hacer monitoreo lo más ajustado posible para evitar pérdidas.

Nosotros lo que decimos es que todos los campos ahora están viviendo situaciones distintas desde el punto de vista parasitológico y, sobre todo, desde el punto de vista terapéutico.

Los antiparasitarios que estamos utilizando ya son muy viejos, son muy buenos, pero el problema es que se han generado resistencias en muchos de los establecimientos.

Los estudios que tenemos indican que el 90 o 95% de los campos están con resistencias a las ivermectinas, y hoy en día el 85% de los antiparasitarios que usa el productor son ivermectinas o derivados, con el mismo modo de acción.

Entonces, lo que le pedimos a aquellos que no lo han hecho, es que en el otoño que viene, una vez que los terneros empiecen a levantar la infección del pasto, hacer un test de resistencia para probar las distintas drogas. Algo muy simple, no muy caro, que servirá para establecer cuales son las drogas que funcionan y cuales las que no en ese campo.  

Esto es clave para después empezar a utilizar las drogas en un esquema de rotación. Es importante resolver ese tema para después continuar con un buen programa de control.

Para Mañanas de Campo