× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Trigo a cierre de cosecha: la campaña, está prácticamente exportada
09.01.2020 | 06:41

(*) En estos días en plena cosecha se observa una inédita firmeza en los precios del trigo. Estamos en una campaña casi única en la historia del cultivo, en donde prácticamente el total del volumen de exportación está vendido o calzado a precios futuros. Esto ha llevado a rumores acerca de que habría que tomar una medida para ver como harán los molinos de aquí en adelante para abastecerse.

Es un comienzo de año interesante por como se viene configurando este mercado de trigo durante el 2020. En esta encrucijada en la que se encontraba, con semejante incertidumbre en cuanto a lo que iba a suceder con los derechos de exportación o incluso con mayores avances y ese fantasma de las restricciones que ya hemos soportado en otras épocas, el productor tomó una posición defensiva de resguardar algo de precio y la decisión de cerrar mucho volumen de venta de esta cosecha que está cerrando de trigo.

No solo el productor tomó la decisión de vender, sino lo que uno ve, a través de los números y de las declaraciones juradas de ventas al exportador, es que la exportación es quien cerró un volumen de negocios hacia afuera muy interesante.

Hoy por declaración jurada de venta al exterior hay 12 millones de toneladas de trigo que ya están cerradas y comprometidas para ir afuera.

Hablamos de una producción de aproximadamente 18,5 o 19 millones de toneladas, un carry de 1 o 1,5 millones de toneladas y una potencial oferta de 20 millones de toneladas de trigo.

12 o 12,5 millones de toneladas se van a ejecutar, excepto que venga un freno en los embarques, 5,5 o 6 millones irán para la industria local más el uso de semillas y demás.

La realidad es que vamos a ir a un cierre del 2020 con un carry de trigo bastante ajustado. Si bien, si uno mira los números de oferta y demanda no deberíamos tener problemas, la realidad será ver cómo va a ser la predisposición a vender por parte del productor del remante de trigo que queda.

Aquí surge el interrogante de cómo va a hacer la molinería para ese remanente. La molinería no trabaja con stock de trigo, entonces el mercado ya empieza a mostrar algo de firmeza de precios.

La molinería lleva menos de un millón doscientas mil toneladas de trigo compradas, es decir que necesita comprar 5 millones o algo más. Entonces, la exportación va a seguir traccionando negocios.

La exportación es un negocio de volumen por margen. Es decir, mientras el trigo argentino sea competitivo y la exportación pueda colocarlo a los precios que maneja el mercado global, vamos a seguir generando volumen.

En estos últimos 30 días, en pleno ingreso de cosecha, el trigo se afirmó, es decir que viene estando sostenido. Para tener una referencia empezamos a ver la posición Rosario ya cerrando enero en 188 dólares, un marzo en $194 y julio arriba de los doscientos dólares. Es decir, este mercado a futuro empieza a señalarnos de antemano como puede venir operando el año comercial.

En cuanto a la calidad, estuve mirando el dato que informó la Cámara Arbitral de Bahía Blanca y la verdad es que el dato de calidad es muy bueno; una proteína promedio de 12 y un peso hectolitrito promedio de 81,7.

Lo mismo sucede en todo el país por eso no veo problemas desde el punto de vista de la calidad ni para mercado de exportación ni para consumo interno.

El productor debe estar muy atento para elegir su estrategia comercial, es decir, sondear el mercado e ir esperando. Nosotros sabemos qué es lo que está dando vueltas y a qué nos podemos enfrentar. Hay alternativas para esperar y capturar potenciales mejoras en los precios.

Por Lic. Iván Ullmann - Analista de mercados

Para Mañanas de Campo