× Inicio Agro Clima Hacienda Eventos Opinión Radio Agenda de Remates
Servicios de invierno, detalles de un servicio que crece
22.05.2020 | 06:57

(*) Por Dr Carlos "Chuni" Acuña

Estamos acostumbrados a manejar rodeos en primavera, en nuestra zona particularmente se da más en primavera-verano. Según la época del año y al factor climático el comportimiento del toro es diferente más allá de saber si hay una facilidad de parto, cuestión fundamental a la hora de servir vaquillonas.

Yo soy partidario que algunos establecimientos que utilicen el servicio de invierno porque veo el futuro de ese animal. Siempre insisto en hacer un servicio corto porque es una vaquillona que entra a los 22 meses y que ya viene ciclando, entonces ese primer celo, que no es de muy alta fertilidad, ya lo pasó sin estar con los toros.

Insisto, todo lo digo desde mi punto de vista, puede ser compartido o no por el productor. Yo hablo de lo que sé y de lo que hago, nada más. Fechas? 15 de junio-15 de agosto, 60 días, entonces ahí ya tenemos un ajuste de tuerca en el tema fertilidad, paren a partir del 20 marzo, termina el servicio el 15 de agosto y el toro puede tomarse un descanso sexual de 45 días, lo mínimo que se recomienda. Luego, a partir del 15 de septiembre, hacemos el raspaje.

El segundo servicio de esas vaquillonas que paren en marzo-abril, la cuales crían al ternero en invierno, obviamente durante esos meses les tenemos que preparar una comida para que no se vengan muy abajo a los dos meses que es cuando el ternero tiene el pico de lactancia.  

Normalmente, si pasa el invierno bien, se destetan 10 o 15 días antes de echar a los toros. En el segundo servicio tengo infinidad de casos de vacas secas que entoran en primavera que no pueden quedar vacías.

En tanto, el tercer servicio de las vaquillonas de 15 meses es complicado si pierden peso, por eso mucha gente lo está manejando aparte.

Lo importante es hacer un servicio corto. Obviamente, no podemos echar cualquier toro, pero tampoco tenemos que ser tan estrictos como en la vaca de 15 meses porque esos 6-8 meses de diferencia son importantes para el parto.

El toro

A lo largo de tantos años y de tantas charlas hay un mito que dice que la vaquillona tiene que tener un toro con experiencia. No es así, eso de que el toro virgen con la vaca virgen no va: para mí es un mito que tengo desterrado totalmente y siempre trato de hacerlo así, sobre todo mecánicamente porque un toro adulto de 700 kilos no es lo mismo que un toro de 500 kilos. No encuentro entre el toro virgen y la vaquillona ningún problema.

La naturaleza es sabía y ya está todo inventado, no quieran descubrir la pólvora. Yo he hecho 200 vaquillonas con 4 toros y todo salió excelente. Obviamente todos los días el recorredor va observando todo.

Lamentablemente, son pocos los criadores que conocen el comportamiento del toro en el servicio. Tenemos que ir a la base, a lo simple, al tercer subsuelo y empezar desde ahí con la base y con lo simple.

Para aquellos lugares donde vemos que en los primeros 30 días se da mucha actividad y en los últimos 20 días prácticamente nada, tengo que decir que no todos los toros llegan inmaculados al final. Entonces, a partir de los 20 o 30 días retiro cualquier toro que se lesiona y no me preocupo por reponerlo.

Si echamos 200 vacas con 4 toros capaz que en los últimos 20 días no están los 4 hay 3 o 2. Este es otro punto donde es fundamental hacer hincapié para el criador.

En tanto, sobre Inseminación artificial a Tiempo Fijo, en particular opino que, si hacemos 100 vacas, a los cinco días de terminado el I.A.T.F, les podemos meter dos toros. El 2% del total o el 4% de lo que puede quedar vacío, si preñamos el 50%, porque entre el día 16, 17 o 23 la repetición es más agrupada.

Siempre subestiman la función del toro y el toro tiene una capacidad de preñar ilimitada.

(*) Médico Veterinario - Especialista en Reproducción

Para Mañanas de Campo